martes, 2 de enero de 2007



Se terminó el 2006, y ya estamos en marcha en un nuevo año.
Con el que pasó, también se fué Pinochet, mientras Fidel resiste. Lo condenaron y ejecutaron en la horca a Saddam Hussein, pero el pueblo de Brasil reeligió a Lula de Silva y el de Venezuela reafirmó su desición de avanzar con la revolución Bolivariana.
Ecuador se sumó a la senda que vienen abriendo los demás paises latinoamericanos, con Nicaragua que reencontró en Daniel Ortega otro espacio para la esperanza. Bolivia las lleva duras con Evo Morales mientras intenta consolidar la aplicación de cambios que no pueden esperar demasiado. Chile con Bachelet desnuda las contradicciones del modelo de "progresismo posible" que dejaron como herencia los súbditos de "la sombra".
Argentina reafirma su discurso de derechos humanos, pero tropieza cada vez que intenta cuestionar el modo de reparto de la riqueza y la cuestión distributiva comienza a instalarse en la agenda política de la campaña que este año definirá quién quedará al frente de una nueva etapa institucional.
El 2007 muestra en sus primeros días las consecuencias del calentamiento global y se anticipa que será el mas caluroso de los ultimos años. La conciencia ambiental deberá hacer un largo camino para cerrar los atajos de la irracionalidad depredatoria de los voraces grupos económicos y sus aliados locales.
El fantasma del hambre y de las guerras nucleares ha cedido ante la conciencia de la fragilidad del planeta.
Parece increíble, estamos a 7 años del 2000 y contando...
Será tal vez que la humanidad se alimenta de las grandes tragedias futuras, para ir definiendo su presente. O también es posible que de esa visión apocalíptica surjan cada día mejores previsiones a para tomar nuevas decisiones.
Bienvenidos al 2007!!!

"Hoy nos encontramos en una nueva fase de la humanidad. Todos estamos regresando a nuestra casa común, la Tierra: los pueblos, las sociedades, las culturas y las religiones. Intercambiando experiencias y valores, todos nos enriquecemos y nos completamos mutuamente. (…)

(...) Vamos a reír, a llorar y a aprender. Aprender especialmente cómo casar Cielo y Tierra, es decir, cómo combinar lo cotidiano con lo sorprendente, la inmanencia opaca de los días con la trascendencia radiante del espíritu, la vida en plena libertad con la muerte simbolizada como un unirse a los antepasados, la felicidad discreta de este mundo con la gran promesa de la eternidad. Y al final habremos descubierto mil razones para vivir más y mejor, todos juntos, como una gran familia, en la misma Aldea Común, bella y generosa, el planeta Tierra."

Leonardo Boff, Casamento entre o céu e a terra. Salamandra, Rio de Janeiro, 2001.pg09

Hacia un Socialismo Nuevo La Utopía continúa

¿Qué cambios hemos experimentado en función de las lecciones que nos ha dado la historia? ¿Qué actitudes, qué acciones son de esperar hoy de una militancia socialista? Nadie nace socialista, el socialista se hace. Personalmente y comunitariamente. Hay valores referenciales, eso sí, que son columnas maestras del socialismo nuevo: la dignidad humana, la igualdad social, la libertad, la corresponsabilidad, la participación, la garantía de alimento, salud, educación, vivienda, trabajo, la ecología integral, la propiedad relativizada porque sobre ella pesa una hipoteca social.

La Utopía continúa, a pesar de todos los pesares. Escandalosamente desactualizada en esta hora de pragmatismo, de productividad a toda costa, de postmodernidad escarmentada. La Utopía de que hablamos la compartimos con millones de personas que nos han precedido, dando incluso la sangre, y con millones que hoy viven y luchan y marchan y cantan. Esta Utopía está en construcción; somos obreros de la Utopía. La proclamamos y la hacemos; es don de Dios y conquista nuestra. Con esta «agenda utópica» en la mano y en el corazón, queremos «dar razón de nuestra esperanza»; anunciamos e intentamos vivir, con humildad y con pasión, una esperanza coherente, creativa, subversivamente transformadora.

Pedro CASALDÁLIGA

Para probar si sos human@


UTOPÍAS


Cómo voy a creer / dijo el fulano
que el mundo se quedó sin utopías

cómo voy a creer
que la esperanza es un olvido
o que el placer una tristeza

cómo voy a creer / dijo el fulano
que el universo es una ruina
aunque lo sea
o que la muerte es el silencio
aunque lo sea

cómo voy a creer
que el horizonte es la frontera
que el mar es nadie
que la noche es nada

cómo voy a creer / dijo el fulano
que tu cuerpo / mengana
no es algo más de lo que palpo
o que tu amor
ese remoto amor que me destinas
no es el desnudo de tus ojos
la parsimonia de tus manos
cómo voy a creer / mengana austral
que sos tan sólo lo que miro
acaricio o penetro

cómo voy a creer / dijo el fulano
que la útopia ya no existe
si vos / mengana dulce
osada / eterna
si vos / sos mi utopía


___________________________________________
Escrito por "Mario Benedetti"
Tomado de "Praxis del fulano" del libro "Las soledades de babel"

Verdaderos Liderazgos

Verdaderos Liderazgos