jueves, 28 de octubre de 2010

El Presidente que cambió el paradigma


Intendente, gobernador, presidente, su proyecto siempre fue reelecto. En el gobierno puso en discusión temas que los demás esquivaban.

Por Mario Wainfeld

El ex presidente Néstor Kirchner murió ayer, en El Calafate que tanto amaba y tanto lo sedaba, en pleno protagonismo, cuando tenía apenas sesenta años.
Es difícil encontrar un parangón histórico con la desaparición de un líder de su porte, en tales circunstancias. Raúl Alfonsín falleció hace poco; el impacto y la emoción fueron grandes, tanto como el reconocimiento. Pero al líder radical todo le llegó cuando estaba en el ocaso de su carrera, cuando ya no era un protagonista de primer nivel.
Tal vez el parangón más cercano sea la desaparición de Juan Domingo Perón durante su tercer mandato: una figura central, en torno del cual constelaba la política, que ordenaba (por así decir) amores, odios y alineamientos.
Pero hay una diferencia sideral con esos días, que alude al legado que deja Kirchner. Sin Perón, era evidente que la Argentina se encaminaba, irremisiblemente, a una situación peor y su fuerza a una crisis fenomenal.
Kirchner deja el centro de la escena en un país gobernado y gobernable. Con una economía y una situación social sustentables, con previsibilidad política.
En el ’74 la política era colonizada por la violencia; en 2010 se cumplen varios años de paz social muy grande (para los parámetros argentinos) y con un rumbo mejorable (como todo) pero racional.
Kirchner llegó a la Casa Rosada en un país devastado, se fue en otro, aún cargado de deudas sociales y contradicciones pero indeciblemente mejor .
Nota completa: Pagina12 Web

Wall Street celebra muerte de Néstor Kirchner


“Es una noticia triste, pero lo vemos como algo positivo para los precios de los activos argentinos”, dijo Nick Chamie, jefe de investigación en mercados de RBC Capital Markets.



Prensa Web La Radio del Sur/ Agencias


Tras la súbita muerte del ex mandatario argentino y secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Néstor Kirchner, medios internacionales han mostrado dos realidades opuestas: por una parte, el dolor del pueblo sureño por el deceso del líder latinoamericano, y por otra, la fiesta especulativa de Wall Street que celebró el fallecimiento del esposo de la Jefa de Estado, Cristina Fernández.

“Es una noticia triste, pero lo vemos en general como algo positivo para los precios de los activos argentinos”, dijo Nick Chamie, jefe global de investigación en mercados emergentes de RBC Capital Markets, citado por Reuters.

Para Wall Street —bastión del capitalismo y protagonista de la crisis económica mundial—, la muerte que enluta al pueblo argentino es motivo de júbilo.

“El fallecimiento de Kirchner parece alejar la posibilidad de que el próximo gobierno argentino sea de tintes similares a los de la era Kirchner, lo que sería positivo para el mercado”, reza textualmente una nota publicada por la agencia Efe y reproducida por rotativos locales.

Kirchner, calificado por algunos diarios como “el hombre que levantó el corralito”, ayudó a Argentina a salir de una de las peores crisis de su historia y la condujo a experimentar un crecimiento anual de 8%.

De igual forma, durante su administración se aumentaron el salario y las pensiones mínimas, bajó el desempleo y la pobreza, se recondujeron las negociaciones sobre la deuda, se reformó la Corte Suprema de Justicia y las Fuerzas Armadas; y los Derechos Humanos fueron una prioridad de Estado.

Pero horas después de su muerte, el riesgo argentino según el índice EMBI que elabora JPMorgan cayó 42 puntos básicos a 540 unidades, tras mostrar un fuerte descenso de 70 puntos básicos más temprano en la mañana.

La alegría de la dictadura financiera reflejada en esos datos se debe a que Kirchner fue uno de los principales promotores de la independencia y la integración latinoamericana, dos valores repudiados por el neoliberalismo.

Durante su gestión como mandatario de Argentina, Kirchner se caracterizó por mantener una posición crítica en contra de la dictadura económica ejercida por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM).

Una de las principales medidas de su gobierno fue cancelar por anticipado la deuda con el FMI por un monto de 9 mil 810 millones de dólares para culminar así la sujeción a las políticas neoliberales que intentaba imponer el organismo.

Asimismo, en enero de 2004, durante la IV Cumbre de las Américas, Kirchner expresó su rechazo hacia el tratado de libre comercio ALCA (propuesto por Estados Unidos) y planteó la necesidad de establecer una coalición de países de la región para promover una economía propia e independiente del imperialismo, lo cual estableció un precedente que le valió ser considerado como uno de los políticos que más trabajó por la unión suramericana.

En ese encuentro, la actuación de Kirchner —junto a otros mandatarios progresistas de América Latina— fue fundamental para derrotar el ALCA, que estaba previsto que entrara en vigencia en enero de 2005 y que habría significado la sumisión al modelo económico impuesto por Estados Unidos.

Las agencias internacionales de noticias justifican el alza en Wall Street al describir a Néstor Kirchner como “un hombre de discurso hostil hacia los mercados”, reseña la Radio del Sur.

De este modo, los bonos de la deuda argentina transados en Estados Unidos experimentaron una fuerte subida, mientras que las acciones también saltaban, entre ellas destacó el alza del 49,07% en las correspondientes al grupo de medios Clarín, abierto opositor a Kirchner y a la presidenta Cristina Fernández.

El grupo Clarín —conjuntamente con los dueños de los diarios La Nación y La Razón— es uno de los que se apropió mediante secuestros y torturas a sus dueños de la única empresa que produce el papel para la impresión de los periódicos nacionales en tiempos de la dictadura de Jorge Videla y Emilio Massera, Papel Prensa.

sábado, 23 de octubre de 2010

El asunto del poder y la otra america latina.

SUBCOMANDANTE MARCOS, OPINION: De redentores e irredentos

En la raquítica historia de los de arriba, esta zona del planeta empezó a existir cuando las potencias imperiales europeas del siglo XVI “civilizaron” y, con la conquista, incorporaron a estas tierras, y a quienes las habitaban, al resto del mundo moderno. (Palabras del EZLN en la Mesa Redonda “América Latina vista desde la Otra Campaña”. 16 de julio del 2007. ENAH, México, D.F.)






Y es que frente a la cuestión del sistema capitalista y de sus lógicas depredadoras, la izquierda mediática es tan, pero tan moderna, que se parece demasiado a la antigua derecha. Porque la moda, en este caso la moda política, no es más que un salto hacia atrás. Y esto lo dijo Walter Benjamin, pero pudo haberlo dicho Don Durito de La Lacandona.

Lo que se está señalando aquí es que, seducidos por el canto de las sirenas entonados por las casa encuestadoras y estrellados en los arrecifes de los fraudes mediáticos y electorales, estos pensadores ubican el problema del Poder y del gobierno, como un asunto de caminos (vía pacífica o vía armada, reforma o revolución), y olvidan que la cuestión del Poder y del gobierno se refiere a preguntas fundamentales: ¿para qué y para quién gobernar?

El asunto del Poder y del gobierno se refiere a la convivencia en una sociedad.

En la sociedad capitalista, esa convivencia se resuelve con la imposición de hegemonía (manda el que tiene), y homogeneizando los valores y criterios del mercado.

Por lo tanto, el problema del Poder y del gobierno no es si se accede a ellos por la vía electoral o con quien se disputa su titularidad, sino cómo se enfrenta o no a esa hegemonía y a esa homogeneización.

Pero esto será asunto a tratar en otra ocasión.

Por ahora sólo recordemos estas palabras de amarga alerta y esperanza de Walter Benjamin:

“Nos hemos vuelto pobres. Hemos ido desprendiéndonos de una porción tras otra de la herencia de la humanidad, frecuentemente teniendo que darla en una casa de empeño por cien veces menos de lo que vale, a cambio de que nos adelanten la pequeña moneda de lo actual.” (…) “En un momento en que los políticos (…), yacen por tierra y rematan la traición de su causa, este pensamiento se propone liberar al infante político mundial de las redes en que lo han envuelto. Las consideraciones surgen del hecho de que la ciega fe en el progreso de aquellos políticos, su confianza en su “base de masa” y, en fin, su servil inserción en un aparato incontrolable no eran más que tres aspectos de la misma cosa. Estas consideraciones procuran dar una idea respecto a cuánto debe costar a nuestro pensamiento habitual una concepción de la historia que evite toda complicidad con aquella a la que los políticos continúan atendiéndose.” (Walter Benjamín. “Para una crítica de la violencia”. Edit. La Nave de Los Locos. México, 1982, p. 124 y 115).

Así que hay otra forma de ver la historia de nuestra América Latina, la de la insumisión, la de la rebeldía.

Y una parte de esta historia singular es la del imperdonable pueblo cubano, el último en independizarse y el primero en ser libre en nuestro continente.

Pero no sólo, en la otra Latinoamérica otra historia se reconstruye.

La que no busca absoluciones, redenciones ni perdones. La que no aspira y suspira por la llegada de redentores que suplanten voluntades y vocaciones. La que camina abajo y a la izquierda anticapitalista.

La que levanta una nueva Torre de Babel no sólo para desafiar al dios omnipotente del dinero, también para hacerse espacio y respeto en sus diferencias.

La que tiene el moreno rostro de los pueblos originarios de este continente, las manos de quienes hacen andar las ruedas de la historia con minúsculas, los pies de mujeres, jóvenes, niños y ancianos sin-lugar, los cuerpos de obreros y campesinos.

La que vemos, oímos y aprendemos no a través de miradas suplantadoras, sino que miramos y escuchamos en voces representativas.

La historia que se puede leer en esta carta de nuestra compañera Magdalena García Durán, presa política:

“Tío: Le mando muchos saludos, que no se preocupe por mí, dentro de lo que cabe me encuentro bien y siga con los trabajos que están haciendo que no se detenga que por mi parte cualquier trinchera que estoy sigue la lucha y esperamos que ya pronto termine esta pesadilla y si no de todas maneras seguiremos adelante que por esto no sea motivo de detenerse la otra campaña que es la fuerza para fortalecer la otra campaña y que muchos que todavía tienen los ojos cerrados, ahora se están empezando a quitarse esa venda. Le deseo suerte que sigan adelante. Libertad y justicia para todas y todos los presos Magdalena García Durán.”

Ésta es nuestra otra mirada al gran y fragmentado espejo de la patria grande.

Podrán trucar calendarios y geografías, pero el mañana que parirán estas tierras de Latinoamérica no será patrimonio de redentores y no será una democracia llena de estatuas y monumentos, pero vacía de pueblo.
Por el contrario, será obra de pueblos irredentos que no se conformarán con disparar a los relojes para detener el tiempo de la conquista de su libertad, sino que arman ya otro tiempo como alternativa.

Modesta pero necesaria será entonces la participación de las mujeres y hombres que renuncien a ser arriba o para arriba, se conviertan en Nadie y así enfrenten al Cíclope Polifemo, el mandón, el Poder capitalista.
Porque ya hay otro calendario en otra geografía.

Basta mirarlo, aprenderlo, y obrar en consecuencia.

jueves, 21 de octubre de 2010

Mariano Ferreyra, Honrar la vida - Se va acabar la burocracia sindical


El movimiento de los trabajadores está constituido por miles de personas, los militantes que se reúnen, y participan activamente en la construcción de organizaciones sindicales, políticas, sociales y comunitarias y que luchan día a día por realizar un país más justo, que es decir un país más equitativo, que también es decir un país que reparta de un modo más justo la riqueza y el esfuerzo para producirla. Y también están los trabajadores que esperan silenciosos, invisibilizados, su oportunidad, ser convocados, o simplemente ya no esperan más, esos que desesperan y que andan entre la gente como muertos vivos.

Para los militante
s esa lucha diaria se realiza contra diversos factores, en muchos frentes, que van desde la cotidiana supervivencia con las carencias y necesidades de hogares sumergidos en la pobreza, y se multiplican en las batallas de los conflictos individuales de trabajo, que tras los muros de las fábricas o los cristales de las oficinas, las paredes de las escuelas u hospitales, en la calle todos los días, se libran con hidalguía y sin resignación, aún cuando largas treguas pongan sordina al bullir de las injusticias que afloran donde haya una relación de explotación.

Es decir, junta presión, donde hubiera un trato desigual y desaprensivo de un ser humano contra otro ser humano, donde el apotegma de los ganadores y los perdedores pretenda justificar el todo vale y es refutado callada o ruidosamente por la conciencia de la dignidad humana, conquista del siglo pasado, herencia irrefutable de este tiempo que nos toca vivir.


Los espíritus de mujeres y hombres toman conciencia de una identidad común cuando se descubren en las mismas urgencias, bajo las mismas amenazas, sujetos de las mismas condiciones opresivas. Cuando constatan que son agredidos arteramente por la misma mentira, por el mismo engaño y desde esa nueva conciencia se resuelven a tomar en sus manos la historia para hacer de su destino un proyecto.

Cuando se sale del individualismo mezquino, movidos por la solidaridad, por ese sentir con el otro, cuando se conoce porque se sufre, porque se padecen las injusticias, cuando se intuyen al menos las causas de ese fatalismo que orada la piel como una macilenta llovizna de invierno, cuando se puede ver en el otro un igual, un semejante, un prójimo, en el mismo dolor, en la misma esperanza; entonces cambia la historia.

Porque cambia la perspectiva, ya no vamos en retirada, de repliegue en repliegue, sino empezamos a buscar el modo de cambiar la cosa, de entender eso del poder, de dar vuelta la torta, de hacerse un lugar para que crezcan los sueños, como los hijos que no esperan y que todos los días nos sorprenden con sus ganas de vivir, de ser, de estar y hacen su camino.

Entonces el mundo es una primavera, como la de este octubre que no se decide entre el frío y el calor, entre la pasión y el temperamento, pero que tiene otro pulso que moviliza los pasos, que alienta la marcha. Es ese estar con los otros, con los compañeros, que urge desde algún rincón de la conciencia, a salirse del bombardeo destellante del cañón de rayos catódicos por el que se uniforman y domestican los cerebros, no prestándose más a la pérfida manipulación de eso que llaman eufemísticamente caja boba.

Si se sale del truco conformista de la familia disfuncional adormecida con el baile morboso que invita a soñar con lástima, para birlar la rabia a cambio de un mal ensayado revolear de nalgas; entonces están el sindicato, el partido, la organización, que recuperan sentido como instrumentos, como herramientas necesarias, para realizar los sueños colectivos. Surge el desafío de hacer, de conseguir los medios, la forma de producir esos cambios, radicales y definitivos, profundos y verdaderos que pongan en realidades las esperanzas largas que no pueden seguir esperando.


Entonces el desafío del poder y la rabia.


Entonces ser obrero no es una vergüenza, y ser militante es un orgullo. Militante social, obrero, estudiante, docente, trabajador de la salud, de la cultura, profesional comprometido, ciudadano, son conceptos que cobran otra dimensión y que repudian con su sola existencia todas las complicidades que construyen y sostienen la estructura de un sistema de explotación y opresión de unas minorías aprovechadas y retorcidas, que son expuestas por la simplicidad llana del que procura para los demás, lo mismo que él se empeña en alcanzar.

La burocracia sindical, es un instrumento perverso, porque actúa exactamente al revés su rol de dirección de los trabajadores, ellos son dirigentes, llevan de la nariz o de prepo a la gente al campo donde pueden ser más fácilmente aprovechados por esas minorías que detentan el poder, un poder que está más allá del estado, pero que muchas veces se vale del estado para consagrar sus objetivos. Es decir apropiarse cada vez de una mayor porción de renta, obtener beneficios cada vez mayores, sin importarles que su riqueza para ser cada vez más opulenta, se realice con la miseria cada vez mayor de contingentes cada vez más grandes de la población.

Los militantes de todas las luchas sociales y políticas, este octubre sumamos un nuevo nombre a ese largo camino trazado por otros miles de Marianos Ferreyra, a los que les arrancan la vida cotidianamente y que nos señalan el rumbo de ese país mejor que queremos para todos.

Su vida es un grito de repudio y de rabia que sube desde el pecho y estalla en todas las gargantas de los que honramos su memoria, contra tanto traidor que se da maña para apropiarse de los sellos de las organizaciones sólo para satisfacer su miserable condición de figurante en los títulos de los diarios y en las chequeras de la vergüenza que pagan su pérfida existencia.

Este es otro frente de lucha de los militantes, contra los burócratas sindicales, que se aferran, a un cargo, a unos privilegios, dentro de las organizaciones, a cualquier precio, incluso de la vida de los trabajadores. Los sindicalistas empresarios, los sindicalistas eternos, los sindicalistas profesionales, los sindicalistas colaboracionistas, entregadores, asesinos.

Ese es el frente en el que estaba luchando Mariano, acompañando a otros trabajadores para ser parte de una organización laboral, sosteniendo su derecho a trabajar, sin que importen sus ideas políticas o su identidad sindical. Elemental derecho humano.

Ver también: jueves 21 de octubre de 2010
Un crimen contra la clase obrera: El asesinato de Mariano Ferreira


domingo, 10 de octubre de 2010

Vieja María


por Ernesto Che Guevara


Vieja Maria, vas a morir.
quiero hablarte en serio:

Tu vida fue un rosario completo de agonías,
no hubo hombre amado, ni salud, ni dinero,
apenas el hambre para ser compartida;
quiero hablar de tu esperanza,
de las tres distintas esperanzas
que tu hija fabricó sin saber cómo.

Toma esta mano que parece de niño
en las tuyas pulidas por el jabón amarillo.
Restriega tus callos duros y los nudillos puros
en la suave vergüenza de mi mano de médico.

Escucha, abuela proletaria:
cree en el hombre que llega,
cree en el futuro que nunca verás.


Ni reces al dios inclemente
que toda una vida mintió tu esperanza;
ni pidas clemencia a la muerte
para ver crecer a tus caricias pardas;
los cielos son sordos y en ti manda el oscuro,
sobre todo tendrás una roja venganza
lo juro por la exacta dimensión de mis ideales.


Muere en paz, vieja luchadora.


Vas a morir, vieja Maria;
treinta proyectos de mortaja
dirán adiós con la mirada,
el día de estos que te vayas.


Vas a morir, vieja Maria,
quedarán mudas las paredes de la sala
cuando la muerte se conjugue con el asma
y copulen su amor en tu garganta.


Esas tres caricias construídas de bronce
(la única luz que alivia tu noche)
esos tres nietos vestidos de hambre,
añorarán los nudos de los dedos viejos
donde siempre encontraban alguna sonrisa.


Eso era todo, vieja Maria.


Tu vida fue un rosario de flacas agonías
no hubo hombre amado, salud, alegría,
apenas el hambre para ser compartida,
tu vida fue triste, vieja Maria.

Cuando el anuncio de descanso eterno
enturbia el dolor de tus pupilas,
cuando tus manos de perpetua fregona
absorban la ultima ingenua caricia,
piensas en ellos... y lloras,
pobre vieja Maria.


¡No, no lo hagas!
No ores al dios indolente
que toda una vida mintió tu esperanza
ni pidas clemencia a la muerte,
tu vida fue horriblemente vestida de hambre,
acaba vestida de asma.


Pero quiero anunciarte
en voz baja y viril de las esperanzas,
la más roja y viril de las venganzas
quiero jurarlo por la exacta
dimensión de mis ideales.

Toma esta mano de hombre que parece de niño
entra las tuyas pulidas por el jabón amarillo
restriega los callos duros y los nudillos puros
en la suave vergüenza de mis manos de médico.

Descansa en paz, vieja Maria,
descansa en paz, vieja luchadora,
tus nietos todos vivirán la aurora,
LO JURO.

sábado, 9 de octubre de 2010

El hombre del siglo 21



-Dice hoy Aporrea.org:
La Higuera, Bolivia, octubre 9 - Mujeres y hombres de varios países de América Latina viajaron hoy hasta esta remota localidad montañosa del este de Bolivia para rendir homenaje al revolucionario argentino-cubano, Ernesto Che Guevara, en el mismo sitio donde fue ejecutado sumariamente por tropas del gobierno militar boliviano de entonces, el 9 de octubre de 1967.

Cubanos, venezolanos, bolivianos, argentinos, chilenos, ecuatorianos y brasileños, entre otros participantes en un foro internacional, recorren sitios de esta región donde establecieron su base los combatientes de la organización guerrillera boliviana Ñancahuazú, en la que participaba el Che.

En el homenaje participan los integrantes de las misiones diplomática, médica, educativa y de trabajadores sociales de Cuba y Venezuela que colaboran con el gobierno del presidente boliviano Evo Morales.

La víspera, los participantes en los actos de recordación de la gesta recorrieron en el pueblo de Vallegrande el mausoleo que guardó los restos del Che y sus colaboradores por 30 años, así como el Hospital Nuestro Señor de Malta, donde sus asesinos lavaron y expusieron su cadáver en 1967.

Este aniversario del fallecimiento del revolucionario coincidió con el estreno del documental "Che. Un hombre nuevo", dirigido por el cineasta argentino Tristán Bauer.

La cinta se presentó simultáneamente el jueves en Cuba y Argentina y en ella se pueden escuchar grabaciones inéditas de la voz de Guevara cuando se despidió de su esposa Aleida, antes de viajar al Congo a encabezar un movimiento insurgente.

"Y ahora para ti, Aleida, lo más íntimamente mío, lo más íntimo de los dos", dice el Che en la grabación cedida por la viuda para la elaboración del documental, en el cual se le escucha recitar poemas del peruano César Vallejo y del chileno Pablo Neruda.

Resultado de una investigación de 12 años, la cinta ofrece una nueva mirada hacia la intimidad del Che a través de sus escritos, contenidos en cuadernos de raya en los que de niño anotaba lo que leía de los escritores Emilio Salgari, Óscar Wilde, Julio Verne, así como en libretas pequeñas donde anotó sus ideas para crear al hombre del siglo XXI.


El ejemplo del Che vive en la conciencia de los pueblos del mundo que le dicen Hasta siempre, Comandante.

Fuente: aporrea.org


-De los compas de AmericaProfunda recibimos esta perla labrada por Juan Gelman, en 1967. Para escuchar y pensar en silencio o en voz alta. (clik en la imagen)

viernes, 8 de octubre de 2010

Google celebra el cumpleaños de un Premio Nobel argentino



Un 8 de octubre de 1927 nacía en Bahía Blanca Cesar Milstein, un biólogo argentino nacionalizado británico, ganador del Premio Nobel de Medicina en 1984.
A raíz del aniversario 83 de su nacimiento, el mayor buscador de internet cambió el logo principal de su web.


Un día cómo hoy pero hace 83 años nacía en Bahía Blanca uno de los ganadores de premio nobel que tiene la Argentina.



Se trata de Cesar Milstein, un biólogo argentino nacionalizado británico, que murió en el Reino Unido hace 8 años.

La imagen que se puede ver cuando uno accede a la portada del buscador tiene que ver con el trabajo desarrollado por Milstein y por el que la academia sueca lo premio con el Nobel: el desarrollo de anticuerpos monoclonales.

domingo, 3 de octubre de 2010

Brasil Consolidar la ruptura histórica realizada por el PT


Leonardo Boff

Para mí el significado mayor de estas elecciones es consolidar la ruptura que Lula y el PT [Partido de los Trabajadores] han instaurado en la historia política brasilera. Derrotaron a las élites económico-financieras y su brazo ideológico, la gran prensa comercial.

Como es sabido, éstas siempre mantuvieron al pueblo al margen de la ciudadanía, en el duro lenguaje de nuestro mayor historiador mulato, Capistrano de Abreu, «capado y recapado, sangrado y resangrado». Las élites han estado montadas en el poder durante casi 500 años y organizaron el Estado de forma que sus privilegios estuviesen siempre protegidos.

Por eso, según datos del Banco Mundial, son las que proporcionalmente más han acumulado en el mundo y se cuentan, política y socialmente, entre las más atrasadas e insensibles. Son veinte mil familias las que controlan más o menos el 46% de toda la riqueza nacional, y el 1% de ellas posee el 44% de todas las tierras. No es extraño que estemos entre los países más desiguales del mundo, lo que equivale a decir, uno de los más injustos y perversos del planeta.

Hasta la victoria de un hijo de la pobreza, Lula, la casa grande [de los patrones] y la senzala [de los esclavos] constituían los goznes que sustentaban el mundo social de las élites. La casa grande no permitía que la senzala descubriese que la riqueza de las élites estaba construida con su trabajo superexplotado, con su sangre, y sus vidas, convertidas en carbón del proceso productivo.

Con hábiles alianzas, barajaban de distintas maneras las cartas para mantener siempre el mismo juego y, graciosos, repetían: «hagamos nosotros la revolución antes de que la haga el pueblo». La revolución consistía en cambiar algo para que todo quedase como antes. De esta manera, abortaban la aparición de otro sujeto histórico de poder, capaz de ocupar la escena e inaugurar un tiempo moderno y menos excluyente.

A pesar de ello, contra su voluntad, redes de movimientos sociales de resistencia y de autonomía irrumpieron, y ese poder social se canalizó en poder político hasta conquistar el poder del Estado.

Escándalo de escándalos para las mentes sumisas y alineadas con los poderes mundiales: un obrero, «superviviente de la gran tribulación», representante de la cultura popular, un no educado académicamente en la escuela de los faraones, llega al poder central y devuelve al pueblo el sentimiento de dignidad, de fuerza histórica y de ser sujeto de una democracia republicana, en la que «la cosa pública», lo social, la vida maltratada del pueblo ha ganado centralidad.

En la línea de Gandhi, Lula anunció: «no vine para administrar, vine para cuidar; una empresa la administro, un pueblo vivo y sufrido lo cuido”.

Lenguaje inaudito e instaurador de un nuevo tiempo en la política brasilera. «Hambre Cero», después «Bolsa Familia», «Crédito consignado», «Luz para todos», «Mi Casa, mi Vida», «Agricultura familiar», «Prouni», «Escuelas profesionales», entre otras iniciativas sociales, permitieron que la sociedad de los despojados conociese lo que las élites económico-financieras nunca les permitieron: un salto de cualidad.

Millones pasaron de la miseria sufrida a la pobreza digna y laboriosa, y de la pobreza a la clase media. Toda la sociedad se movilizó para mejor.

Pero esta derrota inflingida a las élites excluyentes y anti-pueblo, debe ser consolidada en esta elección por una victoria convincente, para que se configure un «no retorno definitivo» y aquellas pierdan la vergüenza de sentirse pueblo brasilero así como es y no como les gustaría que fuese. Terminó el largo amanecer.

Hubo tres miradas sobre Brasil. Primero, fue visto a partir de la playa: los indios asistiendo a la invasión de sus tierras. Segundo, fue visto a partir de las carabelas: los portugueses «descubriendo/encubriendo» Brasil. Tercero, Brasil osó verse a sí mismo y ahí comenzó la invención de la república mestiza étnica y culturalmente que somos hoy.

Brasil hizo frente además a cuatro duras invasiones: la colonización que diezmó a los indígenas e introdujo la esclavitud; la venida de los pueblos nuevos, los emigrantes europeos, que substituyeron a indios y esclavos; la industrialización conservadora de substitución de los años 30 del siglo pasado, que creó un vigoroso mercado interno; y, por fin, la globalización económico-financiera, insertándonos como socios menores.

Ante esta historia tortuosa, Brasil se mostró resiliente, es decir, enfrentó estas visiones e intromisiones, consiguiendo saltar por encima y aprender de sus desgracias. Ahora está recogiendo los frutos.

Urge derrotar a las fuerzas reaccionarias que se esconden detrás del candidato de la oposición. No juzgo a la persona, eso es cosa de Dios, sino lo que representa como actor social. Celso Furtado, nuestro mejor pensador en economía, murió dejando una advertencia, título de su libro La construcción interrumpida (1993): «Se trata de saber si tenemos un futuro como nación que cuenta en el devenir humano o si prevalecerán las fuerzas que se empeñan en interrumpir nuestro proceso histórico de formación de un Estado-nación» (p. 35). Éstas no pueden prevalecer. Estamos en capacidad de completar la construcción de Brasil, derrotándolas con Lula y con las fuerzas que realizarán el sueño de Celso Furtado y nuestro.

- Leonardo Boff es teólogo
http://www.alainet.org/active/40960

viernes, 1 de octubre de 2010

Informe confirmado: Inteligencia de EEUU penetró a fondo la policía ecuatoriana



"El sublevamiento de elementos golpistas de la policía ecuatoriana en contra del Presidente Rafael Correa confirma un informe alarmante sobre la infiltración de la policía ecuatoriana por los servicios de inteligencia norteamericanos difundido en el 2008, en el cual se señalaba cómo muchos miembros de los cuerpos policíacos desarrollaban una situación de dependencia hacia la embajada de Estados Unidos en ese país sudamericano."


Por Jean-Guy Allard- Diario Granma

Fuente: ANRed


El informe precisaba que unidades de la Policía "mantienen una dependencia económica informal con Estados Unidos, para el pago de informantes, capacitación, equipamiento y operaciones".

El uso sistemático de técnicas de corrupción de parte de la CIA para adquirir la "buena voluntad" de oficiales de policía fue descrito y denunciado en numerosas oportunidades por el ex agente de la CIA Philip Agee, quien, antes de abandonar las filas de la agencia, estuvo asignado a la embajada de Estados Unidos en Quito.

En su informe oficial, difundido a finales de octubre 2008, el ministro ecuatoriano de Defensa, Javier Ponce, reveló cómo diplomáticos norteamericanos se dedicaban a corromper a la policía y también a oficiales de las Fuerzas Armadas.

Confirmando el hecho, la jefatura de la Policía ecuatoriana anunció entonces que sancionaría a sus agentes que colaboraban con Washington, mientras la embajada estadounidense proclamaba la "transparencia" de su apoyo a Ecuador.

"Nosotros trabajamos con el gobierno de Ecuador, con los militares, con la Policía, para fines muy importantes para la seguridad", declaró la embajadora estadounidense en Quito, Heather Hodges.

Sin embargo, la diplomática dijo a periodistas que no haría comentarios sobre temas de inteligencia.

La agregada de prensa, por su parte, Marta Youth, se negó rotundamente a referirse a las denuncias del gobierno ecuatoriano, que incluían la participación de la CIA en una operación con Colombia, que derivó en el ataque militar colombiano contra la guerrilla de las FARC en territorio ecuatoriano del 1 de marzo de aquel año.

El jefe de Inteligencia del Ejército, Mario Pazmiño, había sido destituido por ocultar información relacionada con el ataque contra las FARC.

En los últimos meses, funcionarios norteamericanos se aparecieron en Ecuador, bajo pretexto de profundizar las relaciones entre Ecuador y EEUU.

El secretario adjunto para el Hemisferio Occidental del Departamento de Estado Arturo Valenzuela, viajó a Ecuador y se entrevistó con el presidente Correa, en vista a una visita de la canciller Hillary Clinton a ese país.

Valenzuela se hizo acompañar por Tedd Stern, "delegado especial para los cambios climáticos" también conocido por su afinidad con la CIA.

Fuente: Aporrea.org

"Hoy nos encontramos en una nueva fase de la humanidad. Todos estamos regresando a nuestra casa común, la Tierra: los pueblos, las sociedades, las culturas y las religiones. Intercambiando experiencias y valores, todos nos enriquecemos y nos completamos mutuamente. (…)

(...) Vamos a reír, a llorar y a aprender. Aprender especialmente cómo casar Cielo y Tierra, es decir, cómo combinar lo cotidiano con lo sorprendente, la inmanencia opaca de los días con la trascendencia radiante del espíritu, la vida en plena libertad con la muerte simbolizada como un unirse a los antepasados, la felicidad discreta de este mundo con la gran promesa de la eternidad. Y al final habremos descubierto mil razones para vivir más y mejor, todos juntos, como una gran familia, en la misma Aldea Común, bella y generosa, el planeta Tierra."

Leonardo Boff, Casamento entre o céu e a terra. Salamandra, Rio de Janeiro, 2001.pg09

Hacia un Socialismo Nuevo La Utopía continúa

¿Qué cambios hemos experimentado en función de las lecciones que nos ha dado la historia? ¿Qué actitudes, qué acciones son de esperar hoy de una militancia socialista? Nadie nace socialista, el socialista se hace. Personalmente y comunitariamente. Hay valores referenciales, eso sí, que son columnas maestras del socialismo nuevo: la dignidad humana, la igualdad social, la libertad, la corresponsabilidad, la participación, la garantía de alimento, salud, educación, vivienda, trabajo, la ecología integral, la propiedad relativizada porque sobre ella pesa una hipoteca social.

La Utopía continúa, a pesar de todos los pesares. Escandalosamente desactualizada en esta hora de pragmatismo, de productividad a toda costa, de postmodernidad escarmentada. La Utopía de que hablamos la compartimos con millones de personas que nos han precedido, dando incluso la sangre, y con millones que hoy viven y luchan y marchan y cantan. Esta Utopía está en construcción; somos obreros de la Utopía. La proclamamos y la hacemos; es don de Dios y conquista nuestra. Con esta «agenda utópica» en la mano y en el corazón, queremos «dar razón de nuestra esperanza»; anunciamos e intentamos vivir, con humildad y con pasión, una esperanza coherente, creativa, subversivamente transformadora.

Pedro CASALDÁLIGA

Para probar si sos human@


UTOPÍAS


Cómo voy a creer / dijo el fulano
que el mundo se quedó sin utopías

cómo voy a creer
que la esperanza es un olvido
o que el placer una tristeza

cómo voy a creer / dijo el fulano
que el universo es una ruina
aunque lo sea
o que la muerte es el silencio
aunque lo sea

cómo voy a creer
que el horizonte es la frontera
que el mar es nadie
que la noche es nada

cómo voy a creer / dijo el fulano
que tu cuerpo / mengana
no es algo más de lo que palpo
o que tu amor
ese remoto amor que me destinas
no es el desnudo de tus ojos
la parsimonia de tus manos
cómo voy a creer / mengana austral
que sos tan sólo lo que miro
acaricio o penetro

cómo voy a creer / dijo el fulano
que la útopia ya no existe
si vos / mengana dulce
osada / eterna
si vos / sos mi utopía


___________________________________________
Escrito por "Mario Benedetti"
Tomado de "Praxis del fulano" del libro "Las soledades de babel"

Verdaderos Liderazgos

Verdaderos Liderazgos