sábado, 15 de septiembre de 2012

Hombre bebiendo luz

Kusch por Falcone (o el hedor de América que se pone de pie)


Kusch por Falcone (o el hedor de América que se pone de pie)  

Por Mariano Pacheco. (especial del portal Marcha) Hombre bebiendo luz, el documental de Jorge Falcone que se estrenó en el Espacio INCAA el pasado jueves, es un excelente trabajo cinematográfico que nos brinda la oportunidad de introducirnos en la vida de uno de los grandes pensadores de nuestro país, a la vez que repensar la actualidad nacional en una clave latinoamericanista. La historia de una actualidad.
“Creo que el pensamiento crítico no debe ser el desaparecido 30.001 de la Argentina. No me gusta el pensamiento único. No me gusta la política de slogans. Y creo que hay hoy en día una juventud dispuesta a revisar a pensadores como Rodolfo Kusch, que han abonado con sus ideas otro camino posible”.
Con estas palabras nos recibe el poeta y cineasta Jorge Falcone en la puerta del cine Gaumont, ubicado en el barrio porteño de Congreso, minutos antes del estreno de su último film, que permanecerá en cartelera hasta mañana.
Una de las principales virtudes estéticas de Hombre bebiendo luz es su estructura narrativa, cuyo hilo conductor está inspirado en un texto del propio Gûnther Rodolfo Kusch: “Cuando se viaja desde Abra Pampa”. Otra de sus virtudes es que muestra no sólo la influencia de Kusch en el pensamiento nacional y en la militancia popular, sino también las inspiraciones que despertó entre antropólogos y artistas, muchos de ellos formados por él cuando desempeñó funciones docentes. Por otra parte, el film logra abordar con una claridad inusitada temáticas complejas, como la diferencia entre el concepto típicamente europeo, tipicamente occidental de “Ser”, y el indoamericano de “Estar”.
Confrontando de forma directa con el pensamiento proveniente de Europa, Kusch logra entender que los pueblos de América, lejos del concepto del Ser, cimentan sus culturas en el mero estar. O el concepto, la idea fuerza de “el hedor de América”, a partir del cual Kusch trata de dar cuenta del desprecio que los conquistadores tuvieron con los habitantes de estos suelos, y sus culturas, para nada consideradas como tales.
Kusch intempestivo. En diálogo con Marcha, Falcone destaca que Kusch fue un adelantado, un tipo que no fue interpretado ni valorado en su época. Y que hoy, no casualmente, hay una omisión de su figura en el panteón del pensamiento nacional. Lo dice –aclara– sin ánimos conspirativos, sino teniendo en cuenta el déficit ecológico del planeta en la actualidad, que implica que todo lo que consumamos de ahora en adelante no es ya renovable. Por eso, “traer a colación un sujeto que pone en tela de juicio un paradigma civilizatorio diferente al que vivimos, no sólo se hace imprescindible, sino que le pone la tapa a mucho hijo de puta que anda por así hablando de un capitalismo en serio”.
Cine y política. Si la crisis de 2001 abrió un mundo nuevo, de cámaras abiertas y costos de producción que se han ido abaratando en relación a décadas anteriores, los dispositivos abren las puertas a nuevos modos de intervención, y nuevos vínculos entre las tecnologías digitales y la política. Falcone pone, a modo de ejemplo, el reciente caso de la mujer que solía ser golpeada por su marido delante de su hija, y que el hecho de hacerse filmar en esa situación, haya logrado poner el eje de la violencia de género en la agenda de los grandes medios de comunicación, logrando incluso repercusiones en el campo de las leyes.
“Me da la impresión de que se ha multiplicado geométricamente la posibilidad de opinar sobre la realidad. Si en 1972 hubo una única versión, en super 8, sobre la muerte de Kennedi, ¿Cuántas tenemos sobre el fusilamiento de Santillán y Kosteki en Avellaneda, o del 11 de septiembre en Estados Unidos? Mi conclusión es que, así como Silvio Rodríguez dice somos prehistoria que tendrá el futuro, es que se está generando un banco de datos vastísimo para que los documentalistas de las nuevas generaciones le pongan los puntos sobre las íes y no haya, prácticamente, rincón de las historias donde ocultar sus verdades”.

-Otros enlaces sobre Rodolfo Kush, compilados en la página de elortiba.org

lunes, 10 de septiembre de 2012

Mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre, para construir una sociedad mejor.






No se detienen los procesos sociales, ni con el crimen, ni con la fuerza.


Seguramente Radio Magallanes será acallada y el metal tranquilo de mi voz ya no llegará a ustedes. No importa. La seguirán oyendo. Siempre estaré junto a ustedes. Por lo menos mi recuerdo será el de un hombre digno que fue leal con la Patria. 

El pueblo debe defenderse, pero no sacrificarse. El pueblo no debe dejarse arrasar ni acribillar, pero tampoco puede humillarse. 
Trabajadores de mi Patria, tengo fe en Chile y su destino. Superarán otros hombres este momento gris y amargo en el que la traición pretende imponerse. Sigan ustedes sabiendo que, mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre, para construir una sociedad mejor. 

¡Viva Chile! ¡Viva el pueblo! ¡Vivan los trabajadores!

Estas son mis últimas palabras y tengo la certeza de que mi sacrificio no será en vano, tengo la certeza de que, por lo menos, será una lección moral que castigará la felonía, la cobardía y la traición. 





"Hoy nos encontramos en una nueva fase de la humanidad. Todos estamos regresando a nuestra casa común, la Tierra: los pueblos, las sociedades, las culturas y las religiones. Intercambiando experiencias y valores, todos nos enriquecemos y nos completamos mutuamente. (…)

(...) Vamos a reír, a llorar y a aprender. Aprender especialmente cómo casar Cielo y Tierra, es decir, cómo combinar lo cotidiano con lo sorprendente, la inmanencia opaca de los días con la trascendencia radiante del espíritu, la vida en plena libertad con la muerte simbolizada como un unirse a los antepasados, la felicidad discreta de este mundo con la gran promesa de la eternidad. Y al final habremos descubierto mil razones para vivir más y mejor, todos juntos, como una gran familia, en la misma Aldea Común, bella y generosa, el planeta Tierra."

Leonardo Boff, Casamento entre o céu e a terra. Salamandra, Rio de Janeiro, 2001.pg09

Hacia un Socialismo Nuevo La Utopía continúa

¿Qué cambios hemos experimentado en función de las lecciones que nos ha dado la historia? ¿Qué actitudes, qué acciones son de esperar hoy de una militancia socialista? Nadie nace socialista, el socialista se hace. Personalmente y comunitariamente. Hay valores referenciales, eso sí, que son columnas maestras del socialismo nuevo: la dignidad humana, la igualdad social, la libertad, la corresponsabilidad, la participación, la garantía de alimento, salud, educación, vivienda, trabajo, la ecología integral, la propiedad relativizada porque sobre ella pesa una hipoteca social.

La Utopía continúa, a pesar de todos los pesares. Escandalosamente desactualizada en esta hora de pragmatismo, de productividad a toda costa, de postmodernidad escarmentada. La Utopía de que hablamos la compartimos con millones de personas que nos han precedido, dando incluso la sangre, y con millones que hoy viven y luchan y marchan y cantan. Esta Utopía está en construcción; somos obreros de la Utopía. La proclamamos y la hacemos; es don de Dios y conquista nuestra. Con esta «agenda utópica» en la mano y en el corazón, queremos «dar razón de nuestra esperanza»; anunciamos e intentamos vivir, con humildad y con pasión, una esperanza coherente, creativa, subversivamente transformadora.

Pedro CASALDÁLIGA

Para probar si sos human@


UTOPÍAS


Cómo voy a creer / dijo el fulano
que el mundo se quedó sin utopías

cómo voy a creer
que la esperanza es un olvido
o que el placer una tristeza

cómo voy a creer / dijo el fulano
que el universo es una ruina
aunque lo sea
o que la muerte es el silencio
aunque lo sea

cómo voy a creer
que el horizonte es la frontera
que el mar es nadie
que la noche es nada

cómo voy a creer / dijo el fulano
que tu cuerpo / mengana
no es algo más de lo que palpo
o que tu amor
ese remoto amor que me destinas
no es el desnudo de tus ojos
la parsimonia de tus manos
cómo voy a creer / mengana austral
que sos tan sólo lo que miro
acaricio o penetro

cómo voy a creer / dijo el fulano
que la útopia ya no existe
si vos / mengana dulce
osada / eterna
si vos / sos mi utopía


___________________________________________
Escrito por "Mario Benedetti"
Tomado de "Praxis del fulano" del libro "Las soledades de babel"

Verdaderos Liderazgos

Verdaderos Liderazgos