miércoles, 27 de enero de 2016

Trabajo, sin V de violencia. (Primera Nota)


--> Quizás sea cierto que no se puede establecer la integración por ley, pero sí se puede prohibir la segregación. Quizás sea cierto que no se puede legislar la moral, pero sí se puede regular el comportamiento. Quizás sea cierto que no se puede cambiar con leyes la actitud del alma, pero sí se puede frenar al desalmado. Quizás sea cierto que la ley no puede obligar a alguien a quererme, pero puede impedir que me linche. Y creo que eso también es bastante importante. Reverendo Martin Luther King, 1964.-


 
La violencia laboral atenta contra los derechos humanos, el trabajo digno, la salud y la seguridad de las personas que trabajan, es una forma de abuso de poder que se presenta en forma sistemática y tiene por finalidad excluir o someter al otro. El Ministerio de Trabajo de la Nación (Res. 05/07), establece que violencia laboral es toda acción, omisión o comportamiento, destinado a provocar, directa o indirectamente daño físico, psicológico o moral a un trabajador o trabajadora, sea como amenaza o acción consumada. Puede provenir tanto de niveles jerárquicos superiores, del mismo rango o inferiores. Esto se manifiesta en casi una decena de artículos de la ley de contrato de trabajo N° 20.744, la ley contra actos discriminatorios N°23.592, de protección integral de las mujeres N°26.485, una larga lista de convenios colectivos de trabajo, leyes provinciales, convenios inter-jurisdiccionales, disposiciones constitucionales del Derecho del Trabajo, Ambiental y de Amparo, como así también los Tratados Internacionales, desde la Declaración Universal de los DD HH de 1948, el Pacto de San José de Costa Rica de 1969, los Convenios de la OIT, hasta la Convención de Belem do Pará, un extenso e imbricado marco legal y conceptual que permite avanzar en la opción de la no-violencia y el trabajo digno, al asumir como condición para la paz, la necesidad de la justicia.
La violencia laboral identifica tres formas que pueden presentarse solas o conjuntas. Van desde la Agresión Física, entendida como toda conducta que directa o indirectamente esté dirigida a ocasionar un daño físico sobre el trabajador o trabajadora. Una segunda forma es el Acoso Sexual, definido como toda conducta o comentario reiterado con connotación sexual, no consentidos por quién los recibe, basados en el poder, que perjudican el cumplimiento o desempeño laboral. Y una tercera forma es el Acoso Moral o Sicológico, situación en la que una persona o grupo de personas ejercen un maltrato modal o verbal, alterno, continuado, recurrente y sostenido en el tiempo sobre un/a trabajador/a, buscando desestabilizarlo, aislarlo, destruir su reputación, deteriorar su autoestima, disminuir su capacidad laboral y así poder degradarlo y eliminarlo progresivamente del lugar que ocupa. 
Sus consecuencias son el estrés, la tensión nerviosa, ansiedad, problemas familiares, depresión, baja autoestima, insomnio, fobias. Se agregan otras de carácter personal en el trabajador, como jaquecas, problemas digestivos, fibromialgia, aislamiento, culpabilidad, menor rendimiento, aumento de accidentes, suicidio, temor o pérdida del empleo. En paralelo la organización o institución registra disminución de productividad, desaprovechamiento de capacidades, desprestigio social, pérdidas económicas y consolidación de la discriminación. 
Así la violencia laboral genera la aparición en sociedad de conceptos erróneos que van desde el descreimiento en las instituciones y la idea de que el trabajo es un castigo, hasta afirmar que los derechos humanos sólo son meras declaraciones, para concluir en ratificar la ley del más fuerte ante la efectividad de las prácticas abusivas. Tal es la gravedad de esta errada forma de resolución de conflictos, porque su traslado a los hogares y relaciones sociales produce esa sensación de anomia generalizada que hace más permisiva la violencia.
Es importante aclarar que los conflictos laborales no son violencia laboral, los reclamos gremiales, relativos a las condiciones de trabajo, salariales o las exigencias organizacionales; como cambio de puesto, sector u horario, períodos de mayor exigencia para los trabajadores; no serán violencia mientras se guarde el debido respeto a la dignidad del trabajador y a sus derechos, excluyendo toda forma de abuso y siempre que sean de acuerdo al contrato de trabajo. 
La violencia laboral se previene al incorporar el tema en los convenios colectivos de trabajo, difundir en los trabajadores con carteleras, afiches, charlas, cine debate, formación o capacitación específica en distintos niveles de la organización. Es prioritario informarse para tener conceptos claros sobre la violencia laboral y que hacer frente a ella. La No-Violencia no es una opción, es la verdadera opción que tenemos como sociedad para salir adelante, por eso vuelvo al Reverendo King: ///Y en esta generación, tal vez tengamos que lamentar no sólo las palabras mordaces y las acciones violentas de la gente mala, sino también el terrible silencio e indiferencia de la gente buena, que ha quedado sentada diciendo: "El tiempo lo resolverá". Y en algún punto, es necesario reconocer que el progreso humano nunca llega rodando por los carriles de la inevitabilidad. Llega a través del esfuerzo incansable y el trabajo persistente de individuos dedicados que tienen la voluntad de colaborar con el trabajo de Dios. Y sin ese trabajo, el tiempo funciona como aliado de las fuerzas primitivas del estancamiento social. De modo que debemos ayudar al tiempo y darnos cuenta de que siempre es el momento adecuado para hacer lo correcto. ///

miércoles, 16 de diciembre de 2015

Dulce o Truco




Como si fuese Noche de Brujas, el desafío lanzado por estas horas sobre los consumidores argentinos puede traducirse también en Corte o Ajuste. Esa parece ser la alternativa que se presenta con la energía. Sin embargo, especulaciones al margen el único hecho concreto, es que la cantidad y reiteración de los cortes de luz muestran la desinversión en el sistema de distribución de energía, contra lo que crece el consumo. 
 

Una situación cada vez más irracional parece imponerse con el incremento del calentamiento global, cuanto más equipos de aire acondicionado, mayor consumo de energía...agravamiento del efecto invernadero. El problema del consumo puede ilustrarse simple: Si comparamos la energía con el agua,  donde es notable como al abrir todas las canillas, baja la presión de la manguera; en el fluido eléctrico, la disminución de la tensión en forma crítica, produce cortes. Por eso la emergencia del sistema eléctrico nacional, hasta diciembre de 2017.

El ministro de energía[1] presentó dos formas de medir lo que sucede, la cantidad de cortes y la duración de cada corte. En 2003 teníamos cuatro cortes por persona por año y en 2014 pasamos a cinco. En cuanto a la duración de las interrupciones, en 2003 eran seis horas y el año pasado llegamos a 33 horas por usuario por año. Suficiente para demostrar el deterioro del servicio.
El gobierno reconoce tener por delante un desafío, ante el que debe tomar medidas de corto y mediano plazo.La desinversión, requerirá sin dudas revisar las tarifas. Entonces es tiempo de resolver quién paga la cuenta. Por eso se están haciendo cruces de datos para evaluar el poder adquisitivo, capacidad contributiva y consumo energético de los consumidores[2]

Si bien anunció que no  se eliminarían los subsidios necesarios, no se quiere subsidiar indiscriminadamente. Nadie debe desconocer que hay grandes desigualdades en el modo actual de aplicación de los subsidios que terminan beneficiando a los sectores de mayor poder adquisitivo que consumen mayor cantidad de energía. También parece irracional, pero un simple análisis de los cuadros tarifarios actuales puede demostrar aun cuando parezca una contradicción, que el que más consume paga proporcionalmente, menos. Sólo así se explica cómo en algunas viviendas exclusivas, la cantidad de equipos de aire acondicionado es una afrenta al sentido común.

Eso también sirve para entender, porqué se aclaró que en la medida en que no sea necesario no se tomarán medidas de menor uso de iluminación o el cambio de huso horario, ya que la principal demanda de energía son los aire acondicionados.

Así, una equitativa revisión de los cuadros tarifarios debe dejar afuera de los incrementos los hogares pobres y a los jubilados que cobran la mínima, situación que contempla además la posibilidad de que a los hogares de menores recursos se les asigne un block de consumo de 150 kilowatts por hora por mes gratuito. Si consideramos que un consumo promedio se puede establecer en 450 Kilowatts hora, representa el 33% a que se apunta correr la tarifa[3], lo que en el caso de los hogares de menores ingresos compensaría la cuenta para mantenerla en idénticos niveles a los actuales.

Sin embargo, a la luz de los fenómenos más amplios que sacuden el planeta y que pocos se atreven a enfrentar conscientemente; es evidente que la forma de vida que llevamos, requiere una cantidad de energía que hace muchos de nuestros hábitos insostenibles. Enfrentarnos a semejante reto, demanda encontrar un equilibrio entre la reducción de nuestro consumo energético, el abastecimiento mediante fuentes de energía renovables y una drástica disminución del impacto sobre el ambiente.

La Cuarta Revolución: Energía[4], es un documental de cine alemán sobre la energía renovable de Carl-A. Fechner, lanzado en el año 2010, también conocido como Die 4. Revolution - Autonomía Energética . Allí, Hermman Scheer[5] cuenta que “El Sol ofrece a nuestro planeta, en sólo ocho minutos, una cantidad de energía equivalente al consumo total de combustibles fósiles y nucleares. Por ello, la duda de si las energías fósiles y nucleares podrán ser reemplazadas por las energías renovables es absolutamente ridícula”. 

Muestra la visión de una sociedad mundial, que vive en un mundo donde la energía se produce al 100% con energías renovables, que muestra una reconstrucción completa de la economía, para alcanzar este objetivo. Tal vez, es la oportunidad de un debate democrático con la estatura cívica y moral que la hora del planeta demanda, para encontrar un rumbo a tono con el el clamor de la encíclica[6] del papa Francisco sobre nuestra casa común.

Lic. Ricardo Gaitán
15 de diciembre de 2015.-

jueves, 27 de marzo de 2014

El proceso y la Re-organización Nacional

La Economía en la Memoria: De una distribución más o menos igualitaria, a otra profundamente desigual.


Columna Semanal en el Programa "El Colectivo" por LRJ 392 Radio Municipal de Chilecito.
por Ricardo Gaitán.
Martes 25 de Marzo de 2014.-

Este 24 de Marzo, tiene como característica sobresaliente, que la mayoría de los actos de recordación se realizaron por el impulso del Estado, y marca un importante cambio en los tiempos. En el año 2003, con la asunción a la presidencia de Néstor Kirchner, el primer 24 de marzo en que ocupó la presidencia, hizo que se descolgaran del Colegio Militar los cuadros de dos reconocidos represores: Videla y Bignone. Y marcó otra época en la posición del Estado frente a los hechos de a última dictadura cívico-militar.


Desde el silencio y la soledad en que hacían su ronda las Madres en la Plaza de Mayo, pasando por la porfiada resistencia al olvido que las organizaciones de DDHH realizaron durante la democracia, con la búsqueda de víctimas desaparecidas y de hijos apropiados que fueron restituidos a sus verdaderas identidades y familias; todo fue marcando una huella en la sociedad que impidió que el olvido fuera el refugio de impunidades y complicidades inadmisibles en democracia. Por eso el inmenso repudio que merece el ascenso del General Milani como jefe del ejército, toda vez que las organizaciones de DDHH lo señalan como responsable de la muerte del conscripto riojano Agapito Ledo entre otros, mientras se tramita en la justicia la causa por su desaparición.
Así el resultado más relevante de la política de DDHH, se materializa en el juzgamiento a los represores en todo el país. Procesos que se realizan por los tribunales locales naturales, y no ante tribunales especiales como en otros lugares del mundo. Juicios que respetan las garantías constitucionales y son ejemplo internacional de investigación y juzgamiento de crímenes en un Estado de Derecho. Hoy son más de 437 los genocidas condenados y más de 109 los jóvenesque recuperaron su identidad.[1]

Porque para que la democracia sea verdadera, debe existir, debe estar vigente en la práctica cotidiana el Estado de Derecho. Es decir, las relaciones entre los ciudadanos en democracia sólo son admisibles con unas reglas de juego claras y generales, en el sentido que su aplicación es igual para todos. Por eso la necesidad de construir un país con Memoria, Verdad y Justicia. Memoria para no olvidar, Verdad para que se conozca lo que sucedió y Justicia para terminar con la impunidad de modo que las atrocidades que repudiamos, no sean cometidas nunca más. Pero también para que las relaciones entre las personas puedan ser justas, de modo que todos y cada uno puedan alcanzar su realización personal y social en un marco de verdadera equidad. Porque la desigual distribución de la riqueza, ofende toda esperanza.

Y tal vez desentrañando desde la misma auto-denominación del proceso militar, encontremos las claves de un modo de entender y de concebir la realidad con el que todavía nos debatimos.

Por eso preguntamos: ¿Qué reorganización traían entre manos los militares que asaltaron el poder en 1976?

Corrían en el mundo vientos neoliberales con el ascenso al poder de Margareth Tatcher en Inglaterra, Ronald Reagan en EEUU y la escuela de Chicago instala las doctrinas monetaristas de Federick Hayek, que profesan los economistas de la época. Doctrinas que, alertan sobre los ciclos de expansión y recesión de la economía, advertían que el crecimiento es producto del ahorro que construye capitales sólidos y no de la emisión monetaria o de la baja en la tasa de interés, que generan inflación y una expansión en el consumo que termina en crisis del crédito y recesión. Por eso le apuntaban al Estado, como principal causa de las crisis económicas, porque según ellos, interfería en los mercados generando situaciones artificiales. Así después de los años de crecimiento impulsado por el Estado, había que reducir su participación al Estado mínimo.
Eso en teoría. Lo que pocos saben es que la reorganización tenía que ver más con la intención de recuperar la escandalosa porción en la riqueza generada, que las Familias Patricias Argentinas, ostentaban a comienzos del siglo XX.
Hoy revalorizamos la conquista del desierto, como el despojo a sangre y fuego de las comunidades originarias de la Patagonia para poner las mejores tierras en manos de un reducido grupo que se constituirían en la vanguardia política y cultural argentina. Esas familias se apropian del 60% de la riqueza generada con el Modelo Agroexportador instalado hacia 1880. Un sistema basado en la producción de materias primas exportadas a Europa. Modelo que sufrirá su herida de muerte en la crisis de 1929 y hacia fines de la 2da Guerra será reemplazado por otros vientos de cambio en el mundo, que impulsarán con el primer peronismo el desarrollo industrial. Un nuevo modelo económico que cambió la tasa de distribución de la riqueza, colocando el 65% de la renta nacional en manos de los trabajadores a través de Salarios.

Así estaban las cosas en Marzo del 76. La mayor parte de la riqueza generada, se repartía en salarios, por el avance de las conquistas obreras y la participación ciudadana. Que no se detenían y seguían avanzando en la búsqueda de un mejor reparto, mas inclusivo, más igualitario. Entonces por la vía del Estado de Sitio, con la supresión de todas las garantías constitucionales, se impuso la reorganización de la economía. Ya no produciríamos con nuestra orgullosa industria nacional, sino llegaba la hora de los bancos, de la bicicleta financiera, la especulación y la tasa de interés, las privatizaciones, la destrucción del Estado y los negocios para los mismos de siempre que volvieron a prosperar por un lado, mientras por el otro la desocupación y el hambre arrinconaban a la mayoría de la población.

Hacia 1983, además de las cifras de desocupación, inflación, desnutrición infantil y los miles de desaparecidos, el proceso dejo como saldo otra distribución de la renta nacional. Volvimos a estar peor que a principios de siglo pasado. Los salarios de los trabajadores que con el primer peronismo llegaron al 65% de la renta generada, ahora representaban sólo el 15%. Menos de 3 millones de argentinos se llevan el 85% de la riqueza, para los demás, el resto. De una economía más o menos igualitaria pasamos a otra profundamente desigual. Esas son las deudas que la democracia todavía debe honrar, con los invisibles.

jueves, 17 de octubre de 2013

Enrique Dussel - "La filosofía política actual en América Latina"

Buscarse, tiene ese raro misterio de andar tras una sombra. A veces parece estar adelante, otras viene detrás, como decía Yupanqui.

domingo, 15 de septiembre de 2013

El papa Francisco saca de las sombras a la Teología de la Liberación

El papa Francisco recibió recientemente al sacerdote peruano Gustavo Gutiérrez, padre de la Teología de la Liberación, mantenida en las sombras por el Vaticano desde Juan Pablo II, dando una señal de renovación tras más de tres décadas de conservadurismo.


La reunión entre ambos, marca el punto más alto hasta hoy de lo que se considera la rehabilitación de la Teología de la Liberación (TL), corriente nacida en América Latina en los años 1970 y combatida por el Vaticano, que la tachaba de influencias marxistas.

“La visita de Gutiérrez es una suerte de recuperación oficial de la Teología de la Liberación, después de décadas de apartamiento y condena al silencio“, dijo a la AFP Luis Pásara, investigador sobre catolicismo y profesor en la Universidad de Salamanca.

Según Pásara, “que Francisco haya recibido a Gutiérrez suscita una reflexión que puede ser obvia para muchos, pero es importante para los escépticos: un cambio de cierta importancia está ocurriendo en la Iglesia bajo la conducción del jesuita argentino que desempeña el papado”.
Para el profesor estadounidense Jeffrey Klaiber, historiador de religiones en la Universidad Católica del Perú, “este es un nuevo y gran paso para recuperar de las sombras a la Teología de la Liberación”.

Klaiber destacó que “esta teología fue revisada y aprobada por Benedicto XVI pero luego fue marginada, como si fuera un tema para no tocar en la Iglesia, por la cúpula vaticana”, donde el Opus Dei jugó un rol relevante.

El cardenal peruano y arzobispo de Lima, Juan Luis Cipriani, primer purpurado del Opus Dei en América Latina y enemigo de la TL, ha evitado de momento aludir al tema. 

“Él me recuerda al papa Juan XXIII”

Un hecho significativo es que la reunión entre el Papa Francisco y Gutiérrez se produce días despúes de conocerse que dejará su cargo el poderoso secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone.

“El problema del Vaticano con la Teología de la Liberación terminó hace años, pero ha habido un sector de la Iglesia que ha insistido en dejar siempre la aureola de que es mala para el catolicismo“, dijo a la AFP la teóloga Gladys Huamán, profesora en la Universidad Católica.

El primer paso importante lo dio el arzobispo alemán Gerhard Ludwig Müller, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, con la edición en italiano de un libro ya publicado en 2004 en Alemania, “De parte de los pobres, Teología de la Liberación, teología de la Iglesia”, pero recién este año publicado en Italia. Sus autores son el arzobispo y el propio Gutiérrez, amigos desde hace más de una década.

Gutiérrez, de 85 años y sacerdote dominico, comparó la semana pasada al papa Francisco con el papa Juan XXIII (1958-63), quien promovió el Concilio Vaticano II, motor de los cambios en la Iglesia católica en la década de 1960, en una entrevista al portal de Internet Vatican Insider.

“Ha tocado teclas que no eran tocadas desde hace mucho tiempo: la evangelización y el anuncio del reino son para todos. Esto significa ir al encuentro de los puntos importantes, por ejemplo, la justicia. Francisco está enfatizando mucho esta novedad, con carisma verdaderamente extraordinario. Él me recuerda al papa Juan XXIII”, dijo Gutiérrez.

Fuente: La Red21.com.uy

Leer artículo completo: http://www.lr21.com.uy/mundo/1129523-el-papa-francisco-saca-de-las-sombras-a-la-teologia-de-la-liberacion

"Hoy nos encontramos en una nueva fase de la humanidad. Todos estamos regresando a nuestra casa común, la Tierra: los pueblos, las sociedades, las culturas y las religiones. Intercambiando experiencias y valores, todos nos enriquecemos y nos completamos mutuamente. (…)

(...) Vamos a reír, a llorar y a aprender. Aprender especialmente cómo casar Cielo y Tierra, es decir, cómo combinar lo cotidiano con lo sorprendente, la inmanencia opaca de los días con la trascendencia radiante del espíritu, la vida en plena libertad con la muerte simbolizada como un unirse a los antepasados, la felicidad discreta de este mundo con la gran promesa de la eternidad. Y al final habremos descubierto mil razones para vivir más y mejor, todos juntos, como una gran familia, en la misma Aldea Común, bella y generosa, el planeta Tierra."

Leonardo Boff, Casamento entre o céu e a terra. Salamandra, Rio de Janeiro, 2001.pg09

Hacia un Socialismo Nuevo La Utopía continúa

¿Qué cambios hemos experimentado en función de las lecciones que nos ha dado la historia? ¿Qué actitudes, qué acciones son de esperar hoy de una militancia socialista? Nadie nace socialista, el socialista se hace. Personalmente y comunitariamente. Hay valores referenciales, eso sí, que son columnas maestras del socialismo nuevo: la dignidad humana, la igualdad social, la libertad, la corresponsabilidad, la participación, la garantía de alimento, salud, educación, vivienda, trabajo, la ecología integral, la propiedad relativizada porque sobre ella pesa una hipoteca social.

La Utopía continúa, a pesar de todos los pesares. Escandalosamente desactualizada en esta hora de pragmatismo, de productividad a toda costa, de postmodernidad escarmentada. La Utopía de que hablamos la compartimos con millones de personas que nos han precedido, dando incluso la sangre, y con millones que hoy viven y luchan y marchan y cantan. Esta Utopía está en construcción; somos obreros de la Utopía. La proclamamos y la hacemos; es don de Dios y conquista nuestra. Con esta «agenda utópica» en la mano y en el corazón, queremos «dar razón de nuestra esperanza»; anunciamos e intentamos vivir, con humildad y con pasión, una esperanza coherente, creativa, subversivamente transformadora.

Pedro CASALDÁLIGA

Para probar si sos human@


UTOPÍAS


Cómo voy a creer / dijo el fulano
que el mundo se quedó sin utopías

cómo voy a creer
que la esperanza es un olvido
o que el placer una tristeza

cómo voy a creer / dijo el fulano
que el universo es una ruina
aunque lo sea
o que la muerte es el silencio
aunque lo sea

cómo voy a creer
que el horizonte es la frontera
que el mar es nadie
que la noche es nada

cómo voy a creer / dijo el fulano
que tu cuerpo / mengana
no es algo más de lo que palpo
o que tu amor
ese remoto amor que me destinas
no es el desnudo de tus ojos
la parsimonia de tus manos
cómo voy a creer / mengana austral
que sos tan sólo lo que miro
acaricio o penetro

cómo voy a creer / dijo el fulano
que la útopia ya no existe
si vos / mengana dulce
osada / eterna
si vos / sos mi utopía


___________________________________________
Escrito por "Mario Benedetti"
Tomado de "Praxis del fulano" del libro "Las soledades de babel"

Verdaderos Liderazgos

Verdaderos Liderazgos