miércoles, 16 de diciembre de 2015

Dulce o Truco




Como si fuese Noche de Brujas, el desafío lanzado por estas horas sobre los consumidores argentinos puede traducirse también en Corte o Ajuste. Esa parece ser la alternativa que se presenta con la energía. Sin embargo, especulaciones al margen el único hecho concreto, es que la cantidad y reiteración de los cortes de luz muestran la desinversión en el sistema de distribución de energía, contra lo que crece el consumo. 
 

Una situación cada vez más irracional parece imponerse con el incremento del calentamiento global, cuanto más equipos de aire acondicionado, mayor consumo de energía...agravamiento del efecto invernadero. El problema del consumo puede ilustrarse simple: Si comparamos la energía con el agua,  donde es notable como al abrir todas las canillas, baja la presión de la manguera; en el fluido eléctrico, la disminución de la tensión en forma crítica, produce cortes. Por eso la emergencia del sistema eléctrico nacional, hasta diciembre de 2017.

El ministro de energía[1] presentó dos formas de medir lo que sucede, la cantidad de cortes y la duración de cada corte. En 2003 teníamos cuatro cortes por persona por año y en 2014 pasamos a cinco. En cuanto a la duración de las interrupciones, en 2003 eran seis horas y el año pasado llegamos a 33 horas por usuario por año. Suficiente para demostrar el deterioro del servicio.
El gobierno reconoce tener por delante un desafío, ante el que debe tomar medidas de corto y mediano plazo.La desinversión, requerirá sin dudas revisar las tarifas. Entonces es tiempo de resolver quién paga la cuenta. Por eso se están haciendo cruces de datos para evaluar el poder adquisitivo, capacidad contributiva y consumo energético de los consumidores[2]

Si bien anunció que no  se eliminarían los subsidios necesarios, no se quiere subsidiar indiscriminadamente. Nadie debe desconocer que hay grandes desigualdades en el modo actual de aplicación de los subsidios que terminan beneficiando a los sectores de mayor poder adquisitivo que consumen mayor cantidad de energía. También parece irracional, pero un simple análisis de los cuadros tarifarios actuales puede demostrar aun cuando parezca una contradicción, que el que más consume paga proporcionalmente, menos. Sólo así se explica cómo en algunas viviendas exclusivas, la cantidad de equipos de aire acondicionado es una afrenta al sentido común.

Eso también sirve para entender, porqué se aclaró que en la medida en que no sea necesario no se tomarán medidas de menor uso de iluminación o el cambio de huso horario, ya que la principal demanda de energía son los aire acondicionados.

Así, una equitativa revisión de los cuadros tarifarios debe dejar afuera de los incrementos los hogares pobres y a los jubilados que cobran la mínima, situación que contempla además la posibilidad de que a los hogares de menores recursos se les asigne un block de consumo de 150 kilowatts por hora por mes gratuito. Si consideramos que un consumo promedio se puede establecer en 450 Kilowatts hora, representa el 33% a que se apunta correr la tarifa[3], lo que en el caso de los hogares de menores ingresos compensaría la cuenta para mantenerla en idénticos niveles a los actuales.

Sin embargo, a la luz de los fenómenos más amplios que sacuden el planeta y que pocos se atreven a enfrentar conscientemente; es evidente que la forma de vida que llevamos, requiere una cantidad de energía que hace muchos de nuestros hábitos insostenibles. Enfrentarnos a semejante reto, demanda encontrar un equilibrio entre la reducción de nuestro consumo energético, el abastecimiento mediante fuentes de energía renovables y una drástica disminución del impacto sobre el ambiente.

La Cuarta Revolución: Energía[4], es un documental de cine alemán sobre la energía renovable de Carl-A. Fechner, lanzado en el año 2010, también conocido como Die 4. Revolution - Autonomía Energética . Allí, Hermman Scheer[5] cuenta que “El Sol ofrece a nuestro planeta, en sólo ocho minutos, una cantidad de energía equivalente al consumo total de combustibles fósiles y nucleares. Por ello, la duda de si las energías fósiles y nucleares podrán ser reemplazadas por las energías renovables es absolutamente ridícula”. 

Muestra la visión de una sociedad mundial, que vive en un mundo donde la energía se produce al 100% con energías renovables, que muestra una reconstrucción completa de la economía, para alcanzar este objetivo. Tal vez, es la oportunidad de un debate democrático con la estatura cívica y moral que la hora del planeta demanda, para encontrar un rumbo a tono con el el clamor de la encíclica[6] del papa Francisco sobre nuestra casa común.

Lic. Ricardo Gaitán
15 de diciembre de 2015.-

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Si puedes comentar sin agresiones personales, si puedes aportar puntos de vista diferentes, si contribuyes a crecer, mejor. Si te enojaste, lo hablemos. Paz y Bien.

"Hoy nos encontramos en una nueva fase de la humanidad. Todos estamos regresando a nuestra casa común, la Tierra: los pueblos, las sociedades, las culturas y las religiones. Intercambiando experiencias y valores, todos nos enriquecemos y nos completamos mutuamente. (…)

(...) Vamos a reír, a llorar y a aprender. Aprender especialmente cómo casar Cielo y Tierra, es decir, cómo combinar lo cotidiano con lo sorprendente, la inmanencia opaca de los días con la trascendencia radiante del espíritu, la vida en plena libertad con la muerte simbolizada como un unirse a los antepasados, la felicidad discreta de este mundo con la gran promesa de la eternidad. Y al final habremos descubierto mil razones para vivir más y mejor, todos juntos, como una gran familia, en la misma Aldea Común, bella y generosa, el planeta Tierra."

Leonardo Boff, Casamento entre o céu e a terra. Salamandra, Rio de Janeiro, 2001.pg09

Hacia un Socialismo Nuevo La Utopía continúa

¿Qué cambios hemos experimentado en función de las lecciones que nos ha dado la historia? ¿Qué actitudes, qué acciones son de esperar hoy de una militancia socialista? Nadie nace socialista, el socialista se hace. Personalmente y comunitariamente. Hay valores referenciales, eso sí, que son columnas maestras del socialismo nuevo: la dignidad humana, la igualdad social, la libertad, la corresponsabilidad, la participación, la garantía de alimento, salud, educación, vivienda, trabajo, la ecología integral, la propiedad relativizada porque sobre ella pesa una hipoteca social.

La Utopía continúa, a pesar de todos los pesares. Escandalosamente desactualizada en esta hora de pragmatismo, de productividad a toda costa, de postmodernidad escarmentada. La Utopía de que hablamos la compartimos con millones de personas que nos han precedido, dando incluso la sangre, y con millones que hoy viven y luchan y marchan y cantan. Esta Utopía está en construcción; somos obreros de la Utopía. La proclamamos y la hacemos; es don de Dios y conquista nuestra. Con esta «agenda utópica» en la mano y en el corazón, queremos «dar razón de nuestra esperanza»; anunciamos e intentamos vivir, con humildad y con pasión, una esperanza coherente, creativa, subversivamente transformadora.

Pedro CASALDÁLIGA

Para probar si sos human@


UTOPÍAS


Cómo voy a creer / dijo el fulano
que el mundo se quedó sin utopías

cómo voy a creer
que la esperanza es un olvido
o que el placer una tristeza

cómo voy a creer / dijo el fulano
que el universo es una ruina
aunque lo sea
o que la muerte es el silencio
aunque lo sea

cómo voy a creer
que el horizonte es la frontera
que el mar es nadie
que la noche es nada

cómo voy a creer / dijo el fulano
que tu cuerpo / mengana
no es algo más de lo que palpo
o que tu amor
ese remoto amor que me destinas
no es el desnudo de tus ojos
la parsimonia de tus manos
cómo voy a creer / mengana austral
que sos tan sólo lo que miro
acaricio o penetro

cómo voy a creer / dijo el fulano
que la útopia ya no existe
si vos / mengana dulce
osada / eterna
si vos / sos mi utopía


___________________________________________
Escrito por "Mario Benedetti"
Tomado de "Praxis del fulano" del libro "Las soledades de babel"

Verdaderos Liderazgos

Verdaderos Liderazgos