martes, 7 de agosto de 2007

La entrega del Patrimonio Nacional, tiene un nuevo capítulo Riojano.


La concesión del bolsón del oeste para exploración y explotación a Repsol YPF, mediante un decreto que se dio a conocer diez (10) días después de su firma, constituye otro acto vergonzoso de la complicidad de los dirigentes políticos y tecnócratas locales con las multinacionales, para continuar con el saqueo sistemático como único modelo de gestión de nuestros recursos naturales.
Tan sólo una nota da cuenta del suceso en un matutino de la provincia con las exiguas declaraciones del director de minería, un geólogo que en los pueblos de Chilecito y Famatina se presentó como asesor del Senado, cuando integraba las misiones enviadas por el depuesto gobernador geólogo, para convencer a las comunidades que el cianuro no es veneno, que las voladuras se riegan para evitar las nubes de polvo y que la minería no contamina.
Por que será que no sorprende la omisión del nombre de Repsol, en el titulo y en las ilustraciones de la nota, donde aparece sólo en la letra chica. Como en el Famatina, la inversión: 10 millones de dólares, es la zanahoria con la que se construyen las fábulas. Ninguna información sobre la cantidad de petróleo que extraerá “YPF”. Tampoco que beneficios reportará para –todos- los riojanos esta decisión del gobernador. Como sucede en estos casos, tampoco saben cuando comenzarán los trabajos, ni cuantos son los pozos que se van a explotar, cuando terminarán…
Claro, tampoco se hace referencia al correspondiente estudio de impacto ambiental, es decir las previsiones que deben adoptarse en la zona para evitar que el ambiente sea alterado agravando las condiciones de supervivencia de todas las formas de vida presentes y futuras. Ojala no deban correr la misma suerte que las comunidades mapuches en cuyos territorios denuncian que abren una canilla y sale agua inflamable. Comunidades que reciben el respaldo de organizaciones de Europa y del mundo en sus denuncias contra la multinacional por la contaminación de sus organismos, mientras desde el propio país se les da la espalda silenciando o invisivilizando su desigual lucha por la vida. Tampoco se informa absolutamente nada sobre la obligación de las autoridades de dar la debida participación en audiencia pública a los ciudadanos habitantes de la región para aprobar o rechazar además de la intervención en el medio ambiente, la disposición de tales recursos naturales no renovables. Un asunto que aunque no figure en la agenda electoral de ningún candidato, deberemos los ciudadanos plantear y resolver perentoriamente, a través de las formas de organización que imaginemos o pudiéramos promover.
Nuestros recursos naturales. Para entenderlo, tal vez sirva un ejemplo brutal: Imagina que heredaste en el patio de tu casa un tanque inmenso de combustible, y que de pronto una orden del gobernador -de todos- dice que ahora ese tanque no es tuyo, sino de una multinacional. Y además que puede entrar como quiera, cuando quiera, y sacarlo como se le ocurra… Seguro ya estas viendo el agujero. Por eso: Nuestros recursos naturales. Cuestión que no es menor, cuando los sucesivos inviernos prometen no ser menos inclementes que el presente, aunque para algunos que se hacen los distraídos, las cosas se solucionan suspendiendo las clases o recortando los horarios de la administración pública, como si la vida de las personas transcurriera únicamente allí.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Si puedes comentar sin agresiones personales, si puedes aportar puntos de vista diferentes, si contribuyes a crecer, mejor. Si te enojaste, lo hablemos. Paz y Bien.

"Hoy nos encontramos en una nueva fase de la humanidad. Todos estamos regresando a nuestra casa común, la Tierra: los pueblos, las sociedades, las culturas y las religiones. Intercambiando experiencias y valores, todos nos enriquecemos y nos completamos mutuamente. (…)

(...) Vamos a reír, a llorar y a aprender. Aprender especialmente cómo casar Cielo y Tierra, es decir, cómo combinar lo cotidiano con lo sorprendente, la inmanencia opaca de los días con la trascendencia radiante del espíritu, la vida en plena libertad con la muerte simbolizada como un unirse a los antepasados, la felicidad discreta de este mundo con la gran promesa de la eternidad. Y al final habremos descubierto mil razones para vivir más y mejor, todos juntos, como una gran familia, en la misma Aldea Común, bella y generosa, el planeta Tierra."

Leonardo Boff, Casamento entre o céu e a terra. Salamandra, Rio de Janeiro, 2001.pg09

Hacia un Socialismo Nuevo La Utopía continúa

¿Qué cambios hemos experimentado en función de las lecciones que nos ha dado la historia? ¿Qué actitudes, qué acciones son de esperar hoy de una militancia socialista? Nadie nace socialista, el socialista se hace. Personalmente y comunitariamente. Hay valores referenciales, eso sí, que son columnas maestras del socialismo nuevo: la dignidad humana, la igualdad social, la libertad, la corresponsabilidad, la participación, la garantía de alimento, salud, educación, vivienda, trabajo, la ecología integral, la propiedad relativizada porque sobre ella pesa una hipoteca social.

La Utopía continúa, a pesar de todos los pesares. Escandalosamente desactualizada en esta hora de pragmatismo, de productividad a toda costa, de postmodernidad escarmentada. La Utopía de que hablamos la compartimos con millones de personas que nos han precedido, dando incluso la sangre, y con millones que hoy viven y luchan y marchan y cantan. Esta Utopía está en construcción; somos obreros de la Utopía. La proclamamos y la hacemos; es don de Dios y conquista nuestra. Con esta «agenda utópica» en la mano y en el corazón, queremos «dar razón de nuestra esperanza»; anunciamos e intentamos vivir, con humildad y con pasión, una esperanza coherente, creativa, subversivamente transformadora.

Pedro CASALDÁLIGA

Para probar si sos human@


UTOPÍAS


Cómo voy a creer / dijo el fulano
que el mundo se quedó sin utopías

cómo voy a creer
que la esperanza es un olvido
o que el placer una tristeza

cómo voy a creer / dijo el fulano
que el universo es una ruina
aunque lo sea
o que la muerte es el silencio
aunque lo sea

cómo voy a creer
que el horizonte es la frontera
que el mar es nadie
que la noche es nada

cómo voy a creer / dijo el fulano
que tu cuerpo / mengana
no es algo más de lo que palpo
o que tu amor
ese remoto amor que me destinas
no es el desnudo de tus ojos
la parsimonia de tus manos
cómo voy a creer / mengana austral
que sos tan sólo lo que miro
acaricio o penetro

cómo voy a creer / dijo el fulano
que la útopia ya no existe
si vos / mengana dulce
osada / eterna
si vos / sos mi utopía


___________________________________________
Escrito por "Mario Benedetti"
Tomado de "Praxis del fulano" del libro "Las soledades de babel"

Verdaderos Liderazgos

Verdaderos Liderazgos