sábado, 27 de marzo de 2010

Una hora por el Planeta


Las torres Petronas, en Malasia, a oscuras para alertar sobre el cambio climático. (AP)

Por tercer año consecutivo, la Argentina volverá a adherir hoy a La Hora del Planeta, apagando luces por 60 minutos a partir de las 20.30 para exigir, en una acción colectiva, medidas enérgicas para revertir el cambio climático. La Argentina es uno de los 125 países que se sumarán este año a la iniciativa lanzada por World Wildlife Fund (WWF).

La Fundación Vida Silvestre coordina este apagón voluntario en el país, e invita a las personas, organizaciones, empresas y gobiernos a apagar las luces durante una hora para votar simbólicamente a favor de acciones que apunten a la reducción de los gases de efecto invernadero, que ocasionan el calentamiento global. Además, la Fundación Noble-Clarín colabora con su difusión a través de sus medios, y mediante un spot publicitario.

En 2009 fueron 87 los países que participaron, 38 menos que este año. Esta vez, 56 capitales nacionales suspenderán la iluminación de edificios públicos y monumentos emblemáticos, incluidas 8 de las 10 metrópolis más pobladas del planeta.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires apagará las luces del Obelisco, la Torre de los Ingleses, el Puente de la Mujer, la Pirámide de Mayo, el Monumento a San Martín, el Monumento a los Dos Congresos, el Centro Cultural Recoleta, el Monumento de los Españoles, el Palacio Barolo, el Museo de la Ciudad, la Manzana de las Luces, el Palacio Municipal y el edificio de La Prensa.

La Plata, Catamarca, Santa Fe, Rosario, Mendoza, Bariloche, Ushuaia y Simoca, en Tucumán, también se plegarán a La Hora del Planeta.


-Seguro que no es suficiente, pero es necesario, que trabajemos todos, todos los días para construir esa conciencia que contribuya a movilizar las acciones que siguen estando en pocas manos. Sumar es la cuestión.

"Hoy nos encontramos en una nueva fase de la humanidad. Todos estamos regresando a nuestra casa común, la Tierra: los pueblos, las sociedades, las culturas y las religiones. Intercambiando experiencias y valores, todos nos enriquecemos y nos completamos mutuamente. (…)

(...) Vamos a reír, a llorar y a aprender. Aprender especialmente cómo casar Cielo y Tierra, es decir, cómo combinar lo cotidiano con lo sorprendente, la inmanencia opaca de los días con la trascendencia radiante del espíritu, la vida en plena libertad con la muerte simbolizada como un unirse a los antepasados, la felicidad discreta de este mundo con la gran promesa de la eternidad. Y al final habremos descubierto mil razones para vivir más y mejor, todos juntos, como una gran familia, en la misma Aldea Común, bella y generosa, el planeta Tierra."

Leonardo Boff, Casamento entre o céu e a terra. Salamandra, Rio de Janeiro, 2001.pg09

Hacia un Socialismo Nuevo La Utopía continúa

¿Qué cambios hemos experimentado en función de las lecciones que nos ha dado la historia? ¿Qué actitudes, qué acciones son de esperar hoy de una militancia socialista? Nadie nace socialista, el socialista se hace. Personalmente y comunitariamente. Hay valores referenciales, eso sí, que son columnas maestras del socialismo nuevo: la dignidad humana, la igualdad social, la libertad, la corresponsabilidad, la participación, la garantía de alimento, salud, educación, vivienda, trabajo, la ecología integral, la propiedad relativizada porque sobre ella pesa una hipoteca social.

La Utopía continúa, a pesar de todos los pesares. Escandalosamente desactualizada en esta hora de pragmatismo, de productividad a toda costa, de postmodernidad escarmentada. La Utopía de que hablamos la compartimos con millones de personas que nos han precedido, dando incluso la sangre, y con millones que hoy viven y luchan y marchan y cantan. Esta Utopía está en construcción; somos obreros de la Utopía. La proclamamos y la hacemos; es don de Dios y conquista nuestra. Con esta «agenda utópica» en la mano y en el corazón, queremos «dar razón de nuestra esperanza»; anunciamos e intentamos vivir, con humildad y con pasión, una esperanza coherente, creativa, subversivamente transformadora.

Pedro CASALDÁLIGA

Para probar si sos human@


UTOPÍAS


Cómo voy a creer / dijo el fulano
que el mundo se quedó sin utopías

cómo voy a creer
que la esperanza es un olvido
o que el placer una tristeza

cómo voy a creer / dijo el fulano
que el universo es una ruina
aunque lo sea
o que la muerte es el silencio
aunque lo sea

cómo voy a creer
que el horizonte es la frontera
que el mar es nadie
que la noche es nada

cómo voy a creer / dijo el fulano
que tu cuerpo / mengana
no es algo más de lo que palpo
o que tu amor
ese remoto amor que me destinas
no es el desnudo de tus ojos
la parsimonia de tus manos
cómo voy a creer / mengana austral
que sos tan sólo lo que miro
acaricio o penetro

cómo voy a creer / dijo el fulano
que la útopia ya no existe
si vos / mengana dulce
osada / eterna
si vos / sos mi utopía


___________________________________________
Escrito por "Mario Benedetti"
Tomado de "Praxis del fulano" del libro "Las soledades de babel"

Verdaderos Liderazgos

Verdaderos Liderazgos