jueves, 28 de abril de 2011

Dicen

DICEN los vecinos de Catamarca que hay una compañía minera que les está contaminando el agua y el aire.




Dicen los vecinos de Tucumán que, en varios pozos de agua para el consumo, hay de mercurio un 160 por ciento más de lo tolerable.



Dicen los vecinos de La Boca que muchos de ellos tienen la sangre intoxicada por la contaminación que producen grandes empresas sobre el Riachuelo.



Dicen los vecinos de la Ceamse que la salud de todos ellos está en riesgo por culpa de esas montañas de basura con las que tienen que convivir.



Dicen los vecinos de Río Hondo que se están muriendo los peces por la contaminación que afecta la cuenca Salí-Dulce.



Dicen los vecinos de Famatina y Chilecito, provincia de La Rioja, que la minera que quiere instalarse allí va a hacer desaparecer el único curso de agua que reciben de la precordillera andina.



Dicen los vecinos de Formosa que el glifosato que utilizan unos empresarios sojeros está intoxicando a sus familias y matando la flora y la fauna.



Dicen los vecinos de Tornquist y de Saavedra que no deben iniciar las actividades mineras que quieren emprender en esa zona porque van a contaminar los recursos hídricos superficiales y subterráneos.



Dicen los vecinos de Gualeguaychú que las papeleras instaladas en la costa uruguaya van a provocar un desastre ecológico en la zona.



Dicen los vecinos de distintas partes del país que les están envenenando el agua, el aire, el suelo.



Dicen que los escuchen.



Dicen que es urgente.



Dicen que les den respuestas.



Dicen las compañías mineras cuestionadas que ellas dan trabajo a la gente.



Dicen las industrias cuestionadas que ellas traen desarrollo.



Dicen las empresas cuestionadas que ellas invierten en el país.



Dicen los vecinos que sus pueblos no se ven ni más ricos ni más desarrollados; que, en realidad, se ven más contaminados.



Dicen algunos expertos que no es cierto que contaminan.



Dicen otros expertos que es cierto que contaminan.



Dicen algunos expertos que el desarrollo siempre trae contaminación.



Dicen otros expertos que se puede encontrar un equilibrio entre el desarrollo y el respeto al medio ambiente.



Dicen los vecinos que entonces se encuentre ese equilibrio.



Dicen que es urgente.






Dicen las autoridades locales que ahora no pueden, que están ocupadas.






Dicen los secretarios que ya lo anotaron en la agenda, que van a ver qué pueden hacer.






Dicen los representantes que no se preocupen, que si se pone muy grave el asunto, se puede usar la plata de todos para sanear los desastres naturales que provocaron algunos: las empresas, las compañías mineras, las industrias o lo que fuere.






Dicen los vecinos de distintas partes del país que les están envenenando el agua, el aire, el suelo.






Y dice la gente que, con todo eso, no ve siquiera ni más ricos ni más desarrollados ni más felices a sus pueblos.






Dicen, una y otra vez, que es urgente.






Por Mex Urtizberea


Para LA NACION

-Un mail que me pasó Karina Diaz Moreno.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Si puedes comentar sin agresiones personales, si puedes aportar puntos de vista diferentes, si contribuyes a crecer, mejor. Si te enojaste, lo hablemos. Paz y Bien.

"Hoy nos encontramos en una nueva fase de la humanidad. Todos estamos regresando a nuestra casa común, la Tierra: los pueblos, las sociedades, las culturas y las religiones. Intercambiando experiencias y valores, todos nos enriquecemos y nos completamos mutuamente. (…)

(...) Vamos a reír, a llorar y a aprender. Aprender especialmente cómo casar Cielo y Tierra, es decir, cómo combinar lo cotidiano con lo sorprendente, la inmanencia opaca de los días con la trascendencia radiante del espíritu, la vida en plena libertad con la muerte simbolizada como un unirse a los antepasados, la felicidad discreta de este mundo con la gran promesa de la eternidad. Y al final habremos descubierto mil razones para vivir más y mejor, todos juntos, como una gran familia, en la misma Aldea Común, bella y generosa, el planeta Tierra."

Leonardo Boff, Casamento entre o céu e a terra. Salamandra, Rio de Janeiro, 2001.pg09

Hacia un Socialismo Nuevo La Utopía continúa

¿Qué cambios hemos experimentado en función de las lecciones que nos ha dado la historia? ¿Qué actitudes, qué acciones son de esperar hoy de una militancia socialista? Nadie nace socialista, el socialista se hace. Personalmente y comunitariamente. Hay valores referenciales, eso sí, que son columnas maestras del socialismo nuevo: la dignidad humana, la igualdad social, la libertad, la corresponsabilidad, la participación, la garantía de alimento, salud, educación, vivienda, trabajo, la ecología integral, la propiedad relativizada porque sobre ella pesa una hipoteca social.

La Utopía continúa, a pesar de todos los pesares. Escandalosamente desactualizada en esta hora de pragmatismo, de productividad a toda costa, de postmodernidad escarmentada. La Utopía de que hablamos la compartimos con millones de personas que nos han precedido, dando incluso la sangre, y con millones que hoy viven y luchan y marchan y cantan. Esta Utopía está en construcción; somos obreros de la Utopía. La proclamamos y la hacemos; es don de Dios y conquista nuestra. Con esta «agenda utópica» en la mano y en el corazón, queremos «dar razón de nuestra esperanza»; anunciamos e intentamos vivir, con humildad y con pasión, una esperanza coherente, creativa, subversivamente transformadora.

Pedro CASALDÁLIGA

Para probar si sos human@


UTOPÍAS


Cómo voy a creer / dijo el fulano
que el mundo se quedó sin utopías

cómo voy a creer
que la esperanza es un olvido
o que el placer una tristeza

cómo voy a creer / dijo el fulano
que el universo es una ruina
aunque lo sea
o que la muerte es el silencio
aunque lo sea

cómo voy a creer
que el horizonte es la frontera
que el mar es nadie
que la noche es nada

cómo voy a creer / dijo el fulano
que tu cuerpo / mengana
no es algo más de lo que palpo
o que tu amor
ese remoto amor que me destinas
no es el desnudo de tus ojos
la parsimonia de tus manos
cómo voy a creer / mengana austral
que sos tan sólo lo que miro
acaricio o penetro

cómo voy a creer / dijo el fulano
que la útopia ya no existe
si vos / mengana dulce
osada / eterna
si vos / sos mi utopía


___________________________________________
Escrito por "Mario Benedetti"
Tomado de "Praxis del fulano" del libro "Las soledades de babel"

Verdaderos Liderazgos

Verdaderos Liderazgos