miércoles, 23 de marzo de 2011

Jóvenes y DDHH: Libertad de Expresión

Los invitaron para que se expresaran libremente y para que, como anunciaron en la campaña de prensa, -experimentaran la diferencia con las épocas en que no se podía decir lo que se piensa y ni hacer lo que se dice…-

La idea era simple y estaba buena, como dicen los chicos y las chicas. Expresarse en unos paneles de lienzo desplegados a ambos lados del escenario.

Sin embargo, cuando se ponían de acuerdo sobre lo que expresarían como grupo, comenzaron a recibir la presión de los organizadores-coordinadores. -Pueden escribir cualquier cosa, pero eso no, solo pueden dibujar corazoncitos y florcitas.-

Cuando se percataron que llevaban buzos con la inscripción que no se podía escribir -las corrieron- literalmente. Les exigieron que salgan de allí.

Pero ya estaban en la escalera y con el aerosol en la mano. Alcanzaron a escribir en un espacio que quedaba en blanco, con varios colores y remarcaron con negro.

Otra vez las amenazas, esta vez nada sutiles: Las van a meter presas, eso no se puede escribir…

Pero se plantaron, exigieron su derecho a la libertad de expresión y lo ejercieron.

Después la mano negra de la represión y la obsecuencia, impuso tachar lo que la conciencia libre de los jóvenes repite en todas partes.

Y para disimularlo, mandaron garabatear un corazón, que de tanto remarcarlo, llama la atención… Un corazón celeste, que se ve a la distancia profundamente… oscuro.

Porque tacharon con negro, para disimular con celeste…

Un corazón tan amargo, tan falso, que no es ni celeste, ni es negro, es una cosa grotesca que hace peso al costado, como el dolor de pecho de un pensar contrariado… la sensación de la vergüenza.

Cambiaron la frase prohibida, por otra que dice lo mismo, pero indirectamente… la pusieron bien arriba, con la esperanza que allí la torpeza de los alcahuetes, los complacientes y los serviles no llegue: Agua, no lágrimas.

Los chicos lo hicieron.

En sus corazones, llevan la satisfacción moral de ese acto de rebeldía. El Famatina, No se Toca!!!


Ricardo Gaitán 23/03/2011

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Si puedes comentar sin agresiones personales, si puedes aportar puntos de vista diferentes, si contribuyes a crecer, mejor. Si te enojaste, lo hablemos. Paz y Bien.

"Hoy nos encontramos en una nueva fase de la humanidad. Todos estamos regresando a nuestra casa común, la Tierra: los pueblos, las sociedades, las culturas y las religiones. Intercambiando experiencias y valores, todos nos enriquecemos y nos completamos mutuamente. (…)

(...) Vamos a reír, a llorar y a aprender. Aprender especialmente cómo casar Cielo y Tierra, es decir, cómo combinar lo cotidiano con lo sorprendente, la inmanencia opaca de los días con la trascendencia radiante del espíritu, la vida en plena libertad con la muerte simbolizada como un unirse a los antepasados, la felicidad discreta de este mundo con la gran promesa de la eternidad. Y al final habremos descubierto mil razones para vivir más y mejor, todos juntos, como una gran familia, en la misma Aldea Común, bella y generosa, el planeta Tierra."

Leonardo Boff, Casamento entre o céu e a terra. Salamandra, Rio de Janeiro, 2001.pg09

Hacia un Socialismo Nuevo La Utopía continúa

¿Qué cambios hemos experimentado en función de las lecciones que nos ha dado la historia? ¿Qué actitudes, qué acciones son de esperar hoy de una militancia socialista? Nadie nace socialista, el socialista se hace. Personalmente y comunitariamente. Hay valores referenciales, eso sí, que son columnas maestras del socialismo nuevo: la dignidad humana, la igualdad social, la libertad, la corresponsabilidad, la participación, la garantía de alimento, salud, educación, vivienda, trabajo, la ecología integral, la propiedad relativizada porque sobre ella pesa una hipoteca social.

La Utopía continúa, a pesar de todos los pesares. Escandalosamente desactualizada en esta hora de pragmatismo, de productividad a toda costa, de postmodernidad escarmentada. La Utopía de que hablamos la compartimos con millones de personas que nos han precedido, dando incluso la sangre, y con millones que hoy viven y luchan y marchan y cantan. Esta Utopía está en construcción; somos obreros de la Utopía. La proclamamos y la hacemos; es don de Dios y conquista nuestra. Con esta «agenda utópica» en la mano y en el corazón, queremos «dar razón de nuestra esperanza»; anunciamos e intentamos vivir, con humildad y con pasión, una esperanza coherente, creativa, subversivamente transformadora.

Pedro CASALDÁLIGA

Para probar si sos human@


UTOPÍAS


Cómo voy a creer / dijo el fulano
que el mundo se quedó sin utopías

cómo voy a creer
que la esperanza es un olvido
o que el placer una tristeza

cómo voy a creer / dijo el fulano
que el universo es una ruina
aunque lo sea
o que la muerte es el silencio
aunque lo sea

cómo voy a creer
que el horizonte es la frontera
que el mar es nadie
que la noche es nada

cómo voy a creer / dijo el fulano
que tu cuerpo / mengana
no es algo más de lo que palpo
o que tu amor
ese remoto amor que me destinas
no es el desnudo de tus ojos
la parsimonia de tus manos
cómo voy a creer / mengana austral
que sos tan sólo lo que miro
acaricio o penetro

cómo voy a creer / dijo el fulano
que la útopia ya no existe
si vos / mengana dulce
osada / eterna
si vos / sos mi utopía


___________________________________________
Escrito por "Mario Benedetti"
Tomado de "Praxis del fulano" del libro "Las soledades de babel"

Verdaderos Liderazgos

Verdaderos Liderazgos