domingo, 11 de marzo de 2012

Falsas creencias

Es imposible superar crisis alimentaria a través de la “religión liberal”, advierten organizaciones

Descargar: MP3 (1 MB)
Entre el 5 y el 9 de marzo se llevó a cabo en Roma, la capital italiana, una nueva fase entre los gobiernos y la sociedad civil, en el marco del Comité de Seguridad Alimentaria (CFS) de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por su sigla en inglés).
El propósito de estos encuentros es la elaboración de las denominadas “Directrices voluntarias sobre el manejo responsable de los motivos de la tierra de pesca y los bosques”, un proceso que ha tenido mismo siempre el mismo telón de fondo: la participación de la sociedad civil organizada es fundamental para encontrar soluciones reales a la crisis alimentaria mundial.
Esta semana, por ejemplo, las organizaciones internacionales que concurrieron a Italia insistieron, a través de un documento, que sin ellas los gobiernos no tendrán ninguna “capacidad de impacto”, y que la verdadera salida a la situación actual requiere herramientas “absolutamente innovadores y originales”, que desafíen las reglas del mercado y de la religión liberal”.
En el comunicado de las organizaciones –representantes de agricultores, pescadores artesanales, pueblos indígenas, pastores, mujeres y jóvenes rurales-, recuerdan que se ha desarrollado un “largo proceso” de consultas internas en todos los continentes, con el apoyo del CIP (Comité Internacional para la Soberanía Alimentaria) para desarrollar una versión propia de las directrices.
Entre los puntos que se intentaron negociar con los gobiernos, vale destacar algunos, como la protección de las comunidades locales de las amenazas al “acceso seguro” de las tierras agrícolas; la redistribución de la tierra a los pequeños productores de alimentos y la necesidad de poner límites a la propiedad privada de la tierra.
También pusieron sobre la mesa otros puntos como la necesidad de fortalecer los derechos de acceso a la tierra de los pueblos indígenas y comunidades tradicionales; garantizar un permanente monitoreo por parte de los Estados en la aplicación de las Directrices; así como el fortalecimiento de los mecanismos la rendición de cuentas y capacidad de respuesta de los Estados frente al cambio climático, los desastres naturales y los conflictos violentos.
“La lucha por un cambio profundo en las políticas generales sobre la tierra, la alimentación y la agricultura sigue siendo un largo y difícil, y los resultados no son evidentes”, señalan en el documento.
(2012) Radio Mundo Real

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Si puedes comentar sin agresiones personales, si puedes aportar puntos de vista diferentes, si contribuyes a crecer, mejor. Si te enojaste, lo hablemos. Paz y Bien.

"Hoy nos encontramos en una nueva fase de la humanidad. Todos estamos regresando a nuestra casa común, la Tierra: los pueblos, las sociedades, las culturas y las religiones. Intercambiando experiencias y valores, todos nos enriquecemos y nos completamos mutuamente. (…)

(...) Vamos a reír, a llorar y a aprender. Aprender especialmente cómo casar Cielo y Tierra, es decir, cómo combinar lo cotidiano con lo sorprendente, la inmanencia opaca de los días con la trascendencia radiante del espíritu, la vida en plena libertad con la muerte simbolizada como un unirse a los antepasados, la felicidad discreta de este mundo con la gran promesa de la eternidad. Y al final habremos descubierto mil razones para vivir más y mejor, todos juntos, como una gran familia, en la misma Aldea Común, bella y generosa, el planeta Tierra."

Leonardo Boff, Casamento entre o céu e a terra. Salamandra, Rio de Janeiro, 2001.pg09

Hacia un Socialismo Nuevo La Utopía continúa

¿Qué cambios hemos experimentado en función de las lecciones que nos ha dado la historia? ¿Qué actitudes, qué acciones son de esperar hoy de una militancia socialista? Nadie nace socialista, el socialista se hace. Personalmente y comunitariamente. Hay valores referenciales, eso sí, que son columnas maestras del socialismo nuevo: la dignidad humana, la igualdad social, la libertad, la corresponsabilidad, la participación, la garantía de alimento, salud, educación, vivienda, trabajo, la ecología integral, la propiedad relativizada porque sobre ella pesa una hipoteca social.

La Utopía continúa, a pesar de todos los pesares. Escandalosamente desactualizada en esta hora de pragmatismo, de productividad a toda costa, de postmodernidad escarmentada. La Utopía de que hablamos la compartimos con millones de personas que nos han precedido, dando incluso la sangre, y con millones que hoy viven y luchan y marchan y cantan. Esta Utopía está en construcción; somos obreros de la Utopía. La proclamamos y la hacemos; es don de Dios y conquista nuestra. Con esta «agenda utópica» en la mano y en el corazón, queremos «dar razón de nuestra esperanza»; anunciamos e intentamos vivir, con humildad y con pasión, una esperanza coherente, creativa, subversivamente transformadora.

Pedro CASALDÁLIGA

Para probar si sos human@


UTOPÍAS


Cómo voy a creer / dijo el fulano
que el mundo se quedó sin utopías

cómo voy a creer
que la esperanza es un olvido
o que el placer una tristeza

cómo voy a creer / dijo el fulano
que el universo es una ruina
aunque lo sea
o que la muerte es el silencio
aunque lo sea

cómo voy a creer
que el horizonte es la frontera
que el mar es nadie
que la noche es nada

cómo voy a creer / dijo el fulano
que tu cuerpo / mengana
no es algo más de lo que palpo
o que tu amor
ese remoto amor que me destinas
no es el desnudo de tus ojos
la parsimonia de tus manos
cómo voy a creer / mengana austral
que sos tan sólo lo que miro
acaricio o penetro

cómo voy a creer / dijo el fulano
que la útopia ya no existe
si vos / mengana dulce
osada / eterna
si vos / sos mi utopía


___________________________________________
Escrito por "Mario Benedetti"
Tomado de "Praxis del fulano" del libro "Las soledades de babel"

Verdaderos Liderazgos

Verdaderos Liderazgos