lunes, 27 de marzo de 2006

24 de marzo: ¡Es el capitalismo, estupidos!















Por Ben Ami Schargrodsky
Primera Nota
Hay que ser claros. Las luchas desarrolladas en Argentina, desde la disputa entre Moreno y Saavedra, fueron siempre la guerra entre dos sistemas socio-económicos, uno, ligado a la clase dominante, el otro a la clase dominada. Siempre fue una lucha de clases. En 1810 se enfrentaba, por un lado, el monopolio español y su lógico correlato, el contrabando. Principales beneficiarios de ese sistema fueron Martín de Alzaga ("héroe" de la resistencia en las Invasiones Inglesas) y su socio José Martínez de Hoz. Enfrente estaban quienes propiciaban el libre comercio. Algunos, como San Martín, para favorecer al imperialismo inglés.

Otros, como Belgrano, para lograr la independencia económica, la soberanía política y la justicia social (no inventaste nada, Juan Domingo, lo copiaste). Vencidos los revolucionarios, la lucha se establece entre feudales y capitalistas. Hasta 1880 manejan el país a gusto los feudales (los federales) y a partir de ahí se impone un sistema capitalista dependiente basado en la agroexportación, idéntico al de Kirchner. Hay un tímido desarrollo industrial para satisfacer las necesidades de la oligarquía agropecuaria y la incipiente clase media formada por el empleó público, el pequeño productor, los profesionales, y el recién nacido sector III, el de los servicios. Para dejar bien en claro las cosas, era necesario eliminar cualquier remanente de "salvajes" que "usurpaban"... ¡La tierra que era de ellos y donde habían nacido! Por eso Roca completa el genocidio iniciado por Rosas en la famosa "Campaña al Desierto" ...desierto quedó después de ambas "desertificaciones": el culto Roca, flanqueado por los civilizados Joaquín V.

González y José Martínez de Hoz (¡otra vez!) pagaban 2 pesos fuertes por cada par de testículos de indio varón mayor. A las mujeres y los niños los vendían como esclavos, igual que Videla. Luego, el "maldito" Joaquín, en 1902 exclama enfáticamente: "Deportamos 30 ó 50 anrquistas extranjeros y se acaban las huelgas", cosa que Carlos Pellegrini puso en práctica con la Ley de Residencia. Idéntica proclama de Maza respecto de las huelgas del hospital Vera Barros. Ya lo dijo Marx: "La historia se repite, la primera vez como drama, la segunda como comedia". Y así como Yrigoyen vino a darle "aire" a la clase media, para frenar el entonces incontenible avance mundial de la clase obrera, apoyada en el ejemplo de la revolución Bolchevique, luego vino Perón a hacer lo mismo con la propia clase obrera nacional. La estupidez congénita de los socialdemócratas ya sea en sus variantes radical o socialista, se amalgamó con la sempiterna traición de los stalinistas (mal llamados "comunistas") que en vez de disputarle desde adentro el movimiento de masas al peronismo, se unieron a lo más retrógrado de la oligarquía conservadora y "vacuna". Derrocado Perón se inicia una etapa de ascenso y de toma de conciencia de la clase obrera, con sus picos más altos con Tosco en lo sindical y el PRT en lo político. Así es que se producen el Cordobazo, el Viborazo, la CGT de los Argentinos y una alternativa de poder obrero, el ERP. Una vez más salen el peronismo y el stalinismo en defensa de la burguesía, el PC, asesinando al Che; los Montoneros (creados por Onganía), "ofreciendo" una opción "peronista" al ERP. Después el propio Perón enviaría a su secretario López Rega (¿o se olvidaron que fue Perón quien le dió "empleo" a las 3A?) a poner en "orden" a esos "estúpidos imberbes" que se habían tragado el verso del "socialismo nacional"... ¡Ni socialismo, ni nacional, qué carajo", les dijo el potro.

Videla fue un engranaje de la máquina construida por los oligarcas del siglo XIX, aceitada por los del siglo XX y maximizada por los del siglo XXI. Fue la lógica del movimiento apoyado por la CGT, el PC, el radicalismo, la Iglesia. Sin la complicidad criminal del sindicalismo burocrático, de la "izquierda" y las "democracias" oficiales y de la jerarquía eclesiástica, la dictadura no habría tenido las manos libres para "desaparecer" a 30.000, desterrar a 3.000.000 y aterrar a 30.000.000.

Y del mismo modo que cuando nos torturaban, estaban el cana "malo" y el cana "bueno", a nivel país es idéntico; Videla, Viola, Galtieri y Bignone son los malos (¡otra vez con Martínez de Hoz!) y Alfonsín, Menem, De la Rúa, Duhalde y Kirchner los buenos. En realidad todos procuran lo mismo, someter al pueblo a los dictados del sistema capitalista del mercado, de los patrones del imperio, el G7, la ONU, la UE, el ALCA, etc. Todos juran defender la independencia, la soberanía, la justicia... parece que nunca leyeron un diario, salvo el de Yrigoyen. Pero todos sin excepciones se empeñan en mantener intacto al mercado y el dinero, o sea, la pobreza masiva como condición necesaria de la riqueza individual, es decir el sistema capitalista que sin tapujos le dice a quien quiera oirlo que lo único que le interesa es el lucro y no importa a qué precio en vidas (humanas y de las otras), recursos, calidad de vida, etc.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Si puedes comentar sin agresiones personales, si puedes aportar puntos de vista diferentes, si contribuyes a crecer, mejor. Si te enojaste, lo hablemos. Paz y Bien.

"Hoy nos encontramos en una nueva fase de la humanidad. Todos estamos regresando a nuestra casa común, la Tierra: los pueblos, las sociedades, las culturas y las religiones. Intercambiando experiencias y valores, todos nos enriquecemos y nos completamos mutuamente. (…)

(...) Vamos a reír, a llorar y a aprender. Aprender especialmente cómo casar Cielo y Tierra, es decir, cómo combinar lo cotidiano con lo sorprendente, la inmanencia opaca de los días con la trascendencia radiante del espíritu, la vida en plena libertad con la muerte simbolizada como un unirse a los antepasados, la felicidad discreta de este mundo con la gran promesa de la eternidad. Y al final habremos descubierto mil razones para vivir más y mejor, todos juntos, como una gran familia, en la misma Aldea Común, bella y generosa, el planeta Tierra."

Leonardo Boff, Casamento entre o céu e a terra. Salamandra, Rio de Janeiro, 2001.pg09

Hacia un Socialismo Nuevo La Utopía continúa

¿Qué cambios hemos experimentado en función de las lecciones que nos ha dado la historia? ¿Qué actitudes, qué acciones son de esperar hoy de una militancia socialista? Nadie nace socialista, el socialista se hace. Personalmente y comunitariamente. Hay valores referenciales, eso sí, que son columnas maestras del socialismo nuevo: la dignidad humana, la igualdad social, la libertad, la corresponsabilidad, la participación, la garantía de alimento, salud, educación, vivienda, trabajo, la ecología integral, la propiedad relativizada porque sobre ella pesa una hipoteca social.

La Utopía continúa, a pesar de todos los pesares. Escandalosamente desactualizada en esta hora de pragmatismo, de productividad a toda costa, de postmodernidad escarmentada. La Utopía de que hablamos la compartimos con millones de personas que nos han precedido, dando incluso la sangre, y con millones que hoy viven y luchan y marchan y cantan. Esta Utopía está en construcción; somos obreros de la Utopía. La proclamamos y la hacemos; es don de Dios y conquista nuestra. Con esta «agenda utópica» en la mano y en el corazón, queremos «dar razón de nuestra esperanza»; anunciamos e intentamos vivir, con humildad y con pasión, una esperanza coherente, creativa, subversivamente transformadora.

Pedro CASALDÁLIGA

Para probar si sos human@


UTOPÍAS


Cómo voy a creer / dijo el fulano
que el mundo se quedó sin utopías

cómo voy a creer
que la esperanza es un olvido
o que el placer una tristeza

cómo voy a creer / dijo el fulano
que el universo es una ruina
aunque lo sea
o que la muerte es el silencio
aunque lo sea

cómo voy a creer
que el horizonte es la frontera
que el mar es nadie
que la noche es nada

cómo voy a creer / dijo el fulano
que tu cuerpo / mengana
no es algo más de lo que palpo
o que tu amor
ese remoto amor que me destinas
no es el desnudo de tus ojos
la parsimonia de tus manos
cómo voy a creer / mengana austral
que sos tan sólo lo que miro
acaricio o penetro

cómo voy a creer / dijo el fulano
que la útopia ya no existe
si vos / mengana dulce
osada / eterna
si vos / sos mi utopía


___________________________________________
Escrito por "Mario Benedetti"
Tomado de "Praxis del fulano" del libro "Las soledades de babel"

Verdaderos Liderazgos

Verdaderos Liderazgos