sábado, 4 de marzo de 2006

A 30 años del golpe militar

Pronunciamiento de la Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires
ANC-UTPBA
--------------------------------------------------------------------------------

La Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (UTPBA), con motivo de cumplirse el próximo viernes 24 los 30 años del golpe militar, emitió un documento en donde recuerda como se institucionalizó la represión a través del Terrorismo de Estado que dejó un saldo de 30.000 detenidos-desaparecidos, describe la lucha llevada adelante junto con los organismos de derechos humanos en contra de la impunidad, y señala la convicción de que “treinta años después, los ideales de nuestros desaparecidos y de aquella valiosa generación están vigentes y sus convicciones y generosa entrega se hace presente cada vez que se lucha por una sociedad más justa, por la vida y la libertad”. La ANC reproduce a continuación el texto completo:

El próximo 24 de marzo se cumplen 30 años del golpe militar que instauró en nuestro país la noche más larga y oscura que habría de conocer la historia argentina. A partir de esa fecha la represión, hasta el momento a manos de grupos parapoliciales y paramilitares, se institucionalizó a través del Terrorismo de Estado y el país todo se convirtió en un gigantesco campo de concentración. La metodología represiva no tuvo reparos a la hora de secuestrar y torturar niños, jóvenes, embarazadas, militantes, hombres y mujeres que luchaban por un mundo mejor. El genocidio dejó el siniestro saldo de treinta mil detenidos-desaparecidos, inaugurando en la Argentina la figura de la desaparición forzada de personas.

Impulsados y sostenidos por Estados Unidos, sucesivos gobiernos dictatoriales se fueron instalando en Latinoamérica, sistematizando y coordinando la represión en los diferentes países a través del Plan Cóndor.

Los organismos de derechos humanos, que sostuvieron consecuentemente treinta años de lucha y de resistencia, no cesaron jamás en su reclamo de justicia. A pesar de los intentos de sucesivos gobiernos de consagrar la impunidad mediante la leyes de obediencia debida y punto final, y posteriormente el indulto, la lucha de las organizaciones que nunca bajaron los brazos mantuvo siempre la memoria y la denuncia de todos y cada uno de los delitos de lesa humanidad cometidos por la Dictadura.

La justicia es aún una deuda pendiente. La mayoría de los autores materiales e intelectuales de esos crímenes permanecen impunes, la mayoría de los detenidos lo están bajo el beneficio de prisión domiciliaria, aún hay alrededor de 500 jóvenes desaparecidos que fueron secuestrados con sus padres o nacidos en cautiverio y apropiados por los responsables de esos secuestros.

Nunca se les dijo a todos y cada uno de los familiares qué pasó con sus seres queridos. Por todo esto continúa la lucha por la Memoria, la Verdad y la Justicia.

Aquel secuestro masivo, que alcanzó a casi una generación, fue la condición necesaria para instaurar un modelo económico de hambre y exclusión que, en un exacerbado proceso de distribución desigual de la riqueza habría de reactualizar la desaparición bajo la forma de exclusión, privando de las mínimas condiciones necesarias para una vida digna, a la gran mayoría de la población. El hambre, la miseria, la falta de acceso a la educación, a la salud, al trabajo, habrían de ser moneda corriente en una sociedad devastada por el neoliberalismo.

Nuestro gremio no fue ajeno a la persecución, secuestro y asesinato de la dictadura que se llevó de nuestras filas a más de 120 periodistas y trabajadores de prensa que, lejos de una visión corporativa de la profesión, asumieron un compromiso inclaudicable en su práctica cotidiana, haciendo de su oficio una herramienta consecuente de ética y dignidad.

Hoy, a casi 30 años de aquella funesta fecha, continúa la lucha de quienes, junto a los organismos de derechos humanos, las madres, las abuelas, los familiares, creemos que un mundo mejor no sólo es posible sino también es necesario. Hoy, treinta años después, los ideales de nuestros desaparecidos y de aquella valiosa generación están vigentes y sus convicciones y generosa entrega se hace presente cada vez que se lucha por una sociedad más justa, por la vida y la libertad.

Compañeros periodistas y trabajadores de prensa detenidos-desaparecidos PRESENTES! 30000 compañeros detenidos-desaparecidos ¡PRESENTES!

¡Ahora y Siempre! (ANC-UTPBA)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Si puedes comentar sin agresiones personales, si puedes aportar puntos de vista diferentes, si contribuyes a crecer, mejor. Si te enojaste, lo hablemos. Paz y Bien.

"Hoy nos encontramos en una nueva fase de la humanidad. Todos estamos regresando a nuestra casa común, la Tierra: los pueblos, las sociedades, las culturas y las religiones. Intercambiando experiencias y valores, todos nos enriquecemos y nos completamos mutuamente. (…)

(...) Vamos a reír, a llorar y a aprender. Aprender especialmente cómo casar Cielo y Tierra, es decir, cómo combinar lo cotidiano con lo sorprendente, la inmanencia opaca de los días con la trascendencia radiante del espíritu, la vida en plena libertad con la muerte simbolizada como un unirse a los antepasados, la felicidad discreta de este mundo con la gran promesa de la eternidad. Y al final habremos descubierto mil razones para vivir más y mejor, todos juntos, como una gran familia, en la misma Aldea Común, bella y generosa, el planeta Tierra."

Leonardo Boff, Casamento entre o céu e a terra. Salamandra, Rio de Janeiro, 2001.pg09

Hacia un Socialismo Nuevo La Utopía continúa

¿Qué cambios hemos experimentado en función de las lecciones que nos ha dado la historia? ¿Qué actitudes, qué acciones son de esperar hoy de una militancia socialista? Nadie nace socialista, el socialista se hace. Personalmente y comunitariamente. Hay valores referenciales, eso sí, que son columnas maestras del socialismo nuevo: la dignidad humana, la igualdad social, la libertad, la corresponsabilidad, la participación, la garantía de alimento, salud, educación, vivienda, trabajo, la ecología integral, la propiedad relativizada porque sobre ella pesa una hipoteca social.

La Utopía continúa, a pesar de todos los pesares. Escandalosamente desactualizada en esta hora de pragmatismo, de productividad a toda costa, de postmodernidad escarmentada. La Utopía de que hablamos la compartimos con millones de personas que nos han precedido, dando incluso la sangre, y con millones que hoy viven y luchan y marchan y cantan. Esta Utopía está en construcción; somos obreros de la Utopía. La proclamamos y la hacemos; es don de Dios y conquista nuestra. Con esta «agenda utópica» en la mano y en el corazón, queremos «dar razón de nuestra esperanza»; anunciamos e intentamos vivir, con humildad y con pasión, una esperanza coherente, creativa, subversivamente transformadora.

Pedro CASALDÁLIGA

Para probar si sos human@


UTOPÍAS


Cómo voy a creer / dijo el fulano
que el mundo se quedó sin utopías

cómo voy a creer
que la esperanza es un olvido
o que el placer una tristeza

cómo voy a creer / dijo el fulano
que el universo es una ruina
aunque lo sea
o que la muerte es el silencio
aunque lo sea

cómo voy a creer
que el horizonte es la frontera
que el mar es nadie
que la noche es nada

cómo voy a creer / dijo el fulano
que tu cuerpo / mengana
no es algo más de lo que palpo
o que tu amor
ese remoto amor que me destinas
no es el desnudo de tus ojos
la parsimonia de tus manos
cómo voy a creer / mengana austral
que sos tan sólo lo que miro
acaricio o penetro

cómo voy a creer / dijo el fulano
que la útopia ya no existe
si vos / mengana dulce
osada / eterna
si vos / sos mi utopía


___________________________________________
Escrito por "Mario Benedetti"
Tomado de "Praxis del fulano" del libro "Las soledades de babel"

Verdaderos Liderazgos

Verdaderos Liderazgos